4 islas artificiales de Dubái increíbles

Imagínate por un momento que la costa española se quedara sin espacio para construir más hoteles y apartamentos y tuviéramos que recurrir a hacer islas artificiales para vivir en ellas. Esto mismo es lo que les ha pasado en las islas artificiales de Dubái, donde han creado auténticas maravillas contra natura.

Podríamos decir que en Dubái nunca se van por las ramas, que son muy directos, pero nada más lejos de la realidad. Se van por las ramas, y mucho. Más en concreto por las ramas de las múltiples islas artificiales con forma de palmera que, durante la última década, han levantado.

Islas artificiales de Dubai

1.- Isla Palma Jumeirah

Palm Jumeirah

Es sin duda la más conocida y la que probablemente reconocerás como “la palmera de Dubái” en cuanto la veas. También es la que más antigüedad tiene, y por eso casi todo el espacio habitable está ya ocupado por millonarios de todo el mundo.

Su construcción comenzó en 2001, y en el año 2009 los ingenieros venidos de todos los lugares del globo terráqueo ya habían conseguido terminarla. Su forma característica emula a una palmera de ocho ramas por cada lado en las que se distribuyen las villas habitadas.

En la parte exterior se colocó un gran atolón de arena en forma de semicírculo que es el responsable de proteger a las residencias de los embistes del Golfo Pérsico.

2.- Palm Jebel Ali

Palm Jebel Ali

Es el segundo conjunto de islas más grande que se ha construido en la bahía de Dubái, y presenta un diseño muy similar con el de su predecesora. Igualmente presenta 17 ramas que son ocupadas por numerosas villas pero, en este caso, el nivel de “frikismo” es aún mayor.

1060 casas componen 84 letras que, desde el espacio, forman un poema:

“Toma la sabiduría de los sabios; Es preciso un visionario para escribir sobre el agua; No todo el que monta a caballo es un jinete; Grandes hombres enfrentan grandes desafíos”.

3.- Isla The World

islas artificiales de Dubái THW WORLD

Pero si de proyectos mastodónticos hablamos, la Isla The World se lleva “la palma” de oro. En este caso no hablamos de una sola isla, sino de un conjunto de 300 pequeñas islas que han sido construidas simulando el mapa del mundo. Cada una de estas pequeñas islas se venden de manera individual, y actualmente no hay muchas que estén ocupadas, tan solo Italia, Líbano y Groenlandia, donde vive el emir de Dubái.

Por cierto, la isla de España aún está vacía, por lo que si tienes entre 15 y 45 millones de dólares seguramente puedas comprarla y hacer allí, quien sabe, un campo de fútbol o una residencia de megalujo, que es para lo que se pensó este proyecto en un primer momento. Eso sí, date prisa, porque según ha podido demostrar la NASA con fotografías cenitales, el aumento de la altura del mar está desfigurando la forma de las islas, por lo que igual en unos años tu inversión está bajo el agua.

4.- Palma Deira

islas artificiales de Dubái deira

Y hasta aquí llegó la ambición de los dubaitíes. Pretendían construir el conjunto de islas más grandes de todo el planeta, para superarse a sí mismos. Una megapalmera artificial de 18 ramas que, además, tendría una gran base en la parte inferior de la figura, con bastas extensiones para más edificios y carreteras.

Sin embargo, el proyecto se detuvo de manera brusca por la falta de inversión que caracterizó el proyecto, y que hizo que, actualmente, tan solo se pueda ver una enorme cantidad de arena ganada del mar pero que no recoge ningún tipo de construcción. De hecho, ha sido tan grande el cambio que ha dado el proyecto, que ya ni siquiera se espera que, cuando esté finalizado, tenga forma de palmera. Por eso ahora se llama, simplemente “Deira Islands”.

 

Artículos relacionados