5 rincones para conocer la esencia de Portugal

El 10 de junio se celebra el Día de Portugal y por ello queremos que descubráis algunos de los rincones más bonitos de nuestro país vecino y que, probablemente, pasen desapercibidos para las guías turísticas aunque bien se merecen una visita. Así podrás conocer Portugal mejor.

1.- Piódão

Piódão

En el centro del país y prácticamente dentro del Parque Natural da Serra da Estrela se ubica este pequeño pueblo de apenas 250 habitantes que destaca por la disposición de sus casas, ancladas en la montaña, y la belleza que esconden los rincones por entre las callejuelas.

Una de las desventajas que este pueblo tuvo durante siglos fue su completo aislamiento, sobre todo cuando el mal tiempo arreciaba, pero ahora la historia ha dado la vuelta a la tortilla y esto se ha convertido en una gran ventaja. Tal es así, que Piódão aún guarda la esencia del pueblo medieval que fue, así como una de sus mayores tradiciones: la elaboración de licor de castaña y aguardiente de miel. No te vayas sin él.

2.- Óbidos

Óbidos

A 75 kilómetros de Lisboa se sitúa el pueblo de Óbidos, rodeado de murallas medievales por los cuatro costados y con un centro histórico de lo más bello de la zona. La historia de Óbidos está íntimamente unida con la conquista de Portugal por los moros y su posterior reconquista por el primer rey de Portugal, D. Afonso Henriques, en 1148.

Su interior es un laberinto de calles estrechas que también sirven para paliar un poco el intenso calor de la zona en los meses estivales. Por cierto, si lo que te gusta es el chocolate, en Óbidos se organiza el Festival Internacional de Chocolate entre el 31 de marzo y el 25 de abril. ¡No te lo pierdas!

3.- Valença

Portugal Valença

Pegada a España y con frontera común con la gallega Tui, Valença puede tener el orgullo de decir que es el municipio más protegido de toda la Península Ibérica. Al menos eso podrían pensar en la Edad Media, cuando construyeron una muralla alrededor de la ciudad de, ni más ni menos, cinco kilómetros, la más larga de la Península.

Para visitar, además de su casco urbano, puedes pasar de Valença a Tui cruzando por el Puente Valença que, a pesar de que ahora los coches van por uno más nuevo, este aún se conserva en perfecto estado y es ideal para pasear y cruzar el río Miño.

4.- Alcobaça

Portugal Alcobaça

A 40 minutos de Óbidos y 122 kilómetros de Portugal, Alcobaça es uno de esos lugares de Portugal que no puedes dejar de visitar si lo que te gusta es la arquitectura sacra. En este municipio se erige el primer monasterio de estilo gótico que fue construido en suelo portugués, considerado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco desde 1989 y elegido como una de las Siete Maravillas de Portugal.

El monasterio perteneció a la Orden del Císter y dentro de él ocurrieron historias trágicas de amor, como la que tuvo lugar entre el rey D. Pedro y la que era la doncella de la princesa, Inês de Castro.

5.- Tomar

Portugal Tomar

La antigua sede de la Orden de los Templarios es una ciudad regia, con un gran encanto tanto artístico como cultural. Sin embargo, lo que destaca por encima del resto de edificaciones es el Convento de Cristo.

Este genial edificio de culto comenzó a construirse en 1162 por la Orden del Temple, pero sufrió numerosas modificaciones y nuevas construcciones a lo largo de la historia. De hecho, fue el arquitecto portugués Juan de Castillo, en el S.XVI, quien le dio el mayor esplendor, con la construcción de numerosos claustros, así como el Refectorio o las salas del Noviciado.

Además del Convento del Cristo, en Tomar también puedes visitar la Sinagoga, el Ponte Velha que cruza el río Nabão, la Capilla de San Gregorio, o la Iglesia de San João Batista, todas ellas de una gran belleza artística e histórica.