África sextuplica la tasa de siniestralidad aérea mundial

Africa sextuplica la siniestralidad aerea mundial

Recientemente se ha celebrado en Ciudad del Cabo (Sudáfrica) la LXIX Asamblea General de IATA (Intarnational Air Transport Association), un evento del que ha salido algunas cuestiones estadísticas sobre seguridad aérea que resultan interesantes. Por ejemplo ¿sabías que el pasado año hubo 75 accidentes aéreos en todo el mundo con un saldo final de 414 muertos?

Siempre serán demasiados, por supuesto, pero esas cifras dejan una tasa de apenas 2 accidentes por cada millón de vuelos. Lo que ocurre es que no se distribuyen por igual a lo largo del planeta. En algunos sitios el porcentaje resulta menor; es el caso de América Latina, donde se queda en 1,7. En cambio, otros rebasan ampliamente esos datos porcentuales; es lo que pasa en África, donde se registraron 13 accidentes por cada millón de vuelos.

Ello significa que en el continente negro se caen seis veces más aviones que en el resto del planeta, revelando un serio problema, como así lo expuso el ministro de Empresas Públicas sudafricano, Malusi Gigaba, durante su discurso de apertura de la asamblea. Al parecer, la mayor parte de los problemas se producen por pérdida de control al aterrizar, según explicó Tanja Groboteck, responsable de seguridad de IATA para África.

Pero la directiva también señaló la insuficiente regulación por falta de órganos competentes para comprobar el adecuado mantenimiento de las flotas,así como la necesidad de un sistema que analice los accidentes y sus causas para aplicar el correspondiente protocolo preventivo: «Si una aerolínea analiza sus datos será capaz de determinar las tendencias de su servicio y de compararse con otros operadores para ver qué parámetros ha de mejorar».

Se da la circunstancia, además, de que en ese continente no hay compañías de bandera: hasta los países más pequeños tienen varias aerolíneas y sus gobiernos reconocen el problema, más grave aún si se tiene en cuenta que obstaculiza el desarrollo económico. Por eso en 2012 se firmó la Declaración de Abuja para reconocer los estándares de IOSA (IATA Operational Safety Audit) sobre seguridad.

Actualmente hay 24 líneas aéreas con ese certificado que supera las propias atribuciones estatales y la UA (Unión Africana) aspira a que todas lo tengan en 2015. Sin embargo hay gobiernos africanos que aún reconociendo las deficiencias se quejan de la existencia de listas negras, a su modo de ver discutibles y negativas, además de contraproducentes por el efecto que tienen en la imagen.

Asñi lo expresaron Elijah Chinghoso, secretario general de ARAA (una asociación de compañías africanas), y George Uresi, director general de la Federación de Aeropuertos de Nigeria. Este último asdeguró que muchas aerolíneas africanas como Kenia Airways, Southafrican Airways,Royal Air Maroc o Egipt Air, entre otras, «son tan seguras como Lufthansa y certificadas por las mismas instituciones».

Asimismo añadió que «si uno mira las estadísticas en África sólo dos países contribuyen con el 50% de la tasa de accidentes: República Democrática del Congo y Sudán, ambas naciones que han sufrido conflictos durante décadas. La paz también es una de las claves para que un país pueda centrarse en la seguridad aérea».

En ese sentido cabe recordar que los países considerados más peligrosos por la lista negra de la Comisión Europea son la República Democrática del Congo, Angola y Benín.