Airbus fabrica un detector de cenizas volcánicas

Blogshalcon-Vuelos-Airbus fabrica un detector de cenizas volcanicas

Airbus ha fabricado un detector de cenizas volcánicas que podría ayudar a afrontar los enormes problemas que causan esos materiales en los aviones, obligando a cancelar vuelos e incluso cerrar el tráfico aéreo, con el prejuicio económico y logístico que ello implica.

Seguro que recuerdas el caos causado por la erupción del volcán islandés Eyjafjallajökull en 2010, cuando buena parte de las pìstas europeas tuvieron que mantenerse inactivas y miles de pasajeros vieron interrumpidas sus vacaciones, cambiando en muchos casos de sistema de transporte. Fue una situación que se repitió no mucho más tarde en Argentina, en ese caso originado por el volcán chileno Puyehue.

Ahora, la constructora aeronáutica acaba de probar exitosamente un sistema que puede detectar las cenizas en suspensión que se van dispersando de la nube inicial pasando desapercibidas para los pilotos. Dichas cenizas constituyen un peligro para los motores porque los pueden atascar, haciéndolos pararse en pleno vuelo.

El invento se llama AVOID (Airborne Volcanic Object Imaging Detector) y ha sido concebido por el ingeniero Fred Prata, de la empresa noruega Nicarnica Aviation, siguiendo el modelo del radar convencional pero usando un sistema de infrarrojos que revela la presencia de las particulas volcánicas en el aire.

Como decíamos, ya ha sido sometido a una prueba en vuelo. Un A400M diseminó por un sector controlado del cielo del golfo de Vizcaya una nube de cenizas (auténticas, traidas desde Islandia) y el aparato, instalado en el ala de un avión Airbus A340 destinado a este tipo de análisis, detectó y midió la concentración a una distancia de 60 kilómetros.

Además la nube fue atravesada por otras nave, un Diamond DA42 de la Universidad de Düsseldorf cuyos registros permitieron establecer las consiguientes comparaciones con los datos mostrados anteriormente por el AVOID.

Ahora se prepara una segunda fase de prueba en la que se colocará un AVOID en algunos aviones A320 de la flota de EasyJet, colaboradora de Airbus en el proyecto. Será a finales de 2014 y seguramente de sus resultados dependerá que los sistemas de navegación aérea del futuro incorporen de serie estos detectores. Los volcanes en erupción seguirán siendo un problema pero al menos no habrá sorpresas.