Airbus presenta el primer A350 pintado

Hace unos días publicamos un post explicando que el Boeing 787 Dreamliner retornará en breve a los cielos, una vez que la constructora aeronáutica termine de reequiparlo con nuevas baterías que sustituyan a las anteriores defectuosas y se compruebe que todo va bien. Este regreso al servicio coincide con la puesta a punto final del que será su principal competidor, el avión europeo Airbus A350.

Y es que días atrás Airbus presentó las primeras imágenes del A350 pintado con el logotipo y los colores de su imagen corporativa. Fue en los 74.000 metros cuadrados de las instalaciones de Toulouse (Francia) donde se estaba llevando a cabo el ensamblaje de sus piezas que, como sabrás, se construyen en diferentes países de la UE. Estos trabajos empezaron en abril de 2012 y apenas hace un mes se le acopló el motor.

El A350 XWB MSN001, que tal es el nombre completo del modelo presentado, salió del taller de pintura en una ceremonia sencilla, sin asistencia de autoridades y con la única presencia de los propios trabajadores, para evitar más retrasos en la conclusión de los trabajos. Pintar todo el fuselaje llevó siete días, labor desarrollada después de finalizar las pruebas de vibración en tierra y de vuelo con instrumentos de verificación.

El siguiente paso es la comprobación definitiva de todos los sistemas para después pasar a realizar el primer vuelo de prueba real, algo que parece que se hará este mismo verano. De esa manera, el avión quedará listo para su entrega a los compradores en 2014 en lo que promete ser un gran éxito, pues los pedidos se cuentan por cientos. De momento la palma de los 35 clientes se la lleva Qatar Airways, que ha encargado 80 unidades.

El A350 XWB es el avión de nueva generación de Airbus para el segmento de 250-400 pasajeros que tendrá tres variantes: el A350-800 (270 asientos, sustituirá al A330-200 compitiendo directamente con el Dreamliner), A350-900 (315 plazas, reemplazará al A340-300 y entablará competencia con el Boeing 777-200ER) y A350-1000, la versión más grande, capaz para 350 pasajeros aunque podría llegar a 550).

Se trata de un aparato de fuselaje ancho que funciona con dos motores y cuyos materiales compuestos (plástico reforzado y fibra de carbono más titanio y aluminio) aligeran el peso, mejorando un 25% la eficiencia en el consumo específico de combustible en comparación con sus actuales competidores del sector. En ello también tiene su parte de responsabilidad el revolucionario diseño de sus alas. No en vano se han invertido unos 12.000 millones de euros.