Algo se cuece en Little Italy: San Gennaro

Recorremos el barrio italiano de Nueva York

En septiembre la “pequeña Italia” neoyorquina está de fiesta: se celebra San Gennaro, el patrón napolitano. Se trata de una celebración religiosa que atrae la curiosidad de muchos turistas y de los propios neoyorkinos que se sumergen en la tradición italiana y que siguen la romería urbana por este barrio de Nueva York.  ¿os venís?
Vuelos  a Nueva York

Foto: Nouk.it

Ni más ni menos que once días es lo que dura la fiesta de San Gennaro. Desde el 13 de septiembre (siempre es el segundo jueves del mes) hasta el 23 de septiembre. Se lleva celebrando desde 1926, cuando la comunidad de italianos quiso continuar la tradición de homenajear a su patrón. Se desarrolla principalmente en la calle Mulberry, entre Houston Street y Canal Street. Desfile del santo, música, puestecillos para comprar todo tipo de adornos, juegos, y sobre todo…¡muchísima comida!

Viajar a Nueva York

Little Italy. Flickr/ Jazz Guy

¡Mamma mia , aquí hay comida!

Si de algo se caracteriza este barrio italiano es de la gran cantidad de restaurantes que posee. Y no es de extrañar que un barrio donde antaño se instalaron los inmigrantes italianos todo se celebre con comida (costumbre muy mediterránea por cierto).

De la comida más típica que podéis probar son los cannoli: un dulce siciliano que se dio a conocer sobre todo con la película de El Padrino ya que en varias escenas aparece comiendo este dulce: cuando Clemenza después de comerte un crimen se pone a comerlo. En la película también apareceSan Gennaro, cuando Vincent (Andy García) asesina a Joey Zasa en plena procesión.

Otro dulce que podéis probar en cualquiera de los puestos que ponen a pie de calle son los zeppoles, rosquillas napolitanas fritas en aceite de oliva, o los exquisitos vinos de la tierra que harán pasar mejor la masa de estos dulces.

 Si estáis pasando las vacaciones en Nueva York y sólo os queréis acercar un día, os recomendamos que vayáis a la procesión del último sábado del festival; ya que cuando hay más ambiente, más ruido y se respira ese encanto italiano. Es curioso ver como al santo se le llena de “pasta” y no precisamente de la que se come.

Gastronomía italiana

Zeppole y Funnel Cakes. Foto; Nouk.it

Todo el dinero que se ofrece a San Gennaro se dona después a causas benéficas que prestan valiosos servicios para los niños y la educación en la comunidad de la Pequeña Italia.

Si en vez de EE.UU preferís volar a Italia, allí encontraréis en la Catedral de Nápoles, La capilla del tesoro de San Gennaro, donde guardan la sangre del mártir que cada 19 de septiembre, al cumplirse un nuevo aniversario de su muerte, la sangre se licua milagrosamente. Miles de fieles se convocan entonces para rendir homenaje y pedir favores al santo.

Una fiesta que sin duda Don Corleone daría por buena, ¡No os la perdáis en vuestro próximo viaje a EEUU!

 

Artículos relacionados