Alojamientos insólitos en Holanda: pajares y casa hobbit

Blogshalcon-Hoteles-Alojamientos insolitos Holanda pajares casas hobbit

¿Buscas un lugar donde hospedarte que se salga de lo normal? ¿Nunca has estado de vacaciones en los Países Bajos? Pues si encima viajas con tus hijos tienes que leer este post porque tenemos una reseña para que ellos se lo pasen en grande. Y también tú, que tendrás ocasión de dejar salir al niño que hay en tí. Hablamos de unos alojamientos insólitos en Holanda.

Son modalidades de hoteles, si es que podemos llamarlos así, que se combinan con un programa de divertidas actividades para que la estancia os soprenda continuamente y os llevéis, todos, un recuerdo inolvidable. Y cuando decimos todos nos referimos que no es necesario ir con peques; puede ser un viaje en pareja, en grupo e incluso individual. Nadie queda excluido en esta inaudita modalidad de ocio.

Son dos las empresas de referencia. La primera se llama Hayema Heerd y dispone de una granja Bed & Breakfast cerca de la ciudad de Groningen, al norte del país. Pero no es una granja normal. En ella puede elegir entre varias formas de alojarte a cual más peculiar pero todas con un ambiente tan intensamente rural que las habitaciones están en pajares. Es más, la cama consiste en una gruesa capa de paja cubierta por suaves edredones y abundantes almohadas de manera que puedas dormir sobre la blandura vegetal sin clavarte ninguna brizna.

Eso no es todo. Las camas están rodeadas por una mosquitera para proteger tu sueño de los insectos nocturnos y el resto del sitio se completa con lámparas de araña y pieles de vaca en el suelo. Además, algunos pajares son una especie de yurtas con el techo de cristal para poder contemplar el cielo estrellado nocturno desde la misma cama. Y no temas ir también en invierno porque se dispone de calefacción.

La otra empresa es Kennemer Duincampings y, como puedes deducir por su nombre, es una agrupación de tres cámpings poco comunes cercanos a la costa holandesa, en plenas dunas y con acceso a la playa, a media hora de Ámsterdam, Haarlem y Alkmaar. Para hospedarse hay tiendas, bungalows y caravanas, pero el verdadero encanto del sitio es reservar la Casa Hobbit.

Suponemos que a estas alturas no hará falta explicarlo pero, por si acaso, aclaramos que los hobbits son unos pequeños personajes del universo creado por el escritor J.R.R Tolkien (El señor de los anillos, El hobbit) que construyen sus hogares semienterrados. Y en efecto, en este caso se trata de una casa que aprovecha la ladera de una colina, quedando parcialmente cubierta de tierra y hierba salvo las ventanas y puerta (redondas, por supuesto).

El interior también presenta ese aspecto rústico, de perfiles redondeados, madera omnipresente y, en suma, estilo orgánico natural. Los niños tendrán la sensación de que se encontrarán a Bilbo o Frodo en cualquier momento.