Alquiler de cochecitos de bebé y sillas de ruedas

56973_10151190573482871_331777871_o

Ya sea para el más pequeño o el más anciano de nuestra familia, Disneyland Paris tiene todo a nuestra disposición en caso de que lo necesitemos. Los parques son enormes, por lo que es muy fácil cansarse a mediodía o incluso antes si le ponemos muchas ganas al asunto. Y nadie quiere dejarse los hombros llevando a nuestro pequeño encima todo un día, ni hacer que el mayor soñador del grupo se quede sin ver lo que Disneyland Paris tiene que ofrecerle. Por eso, el resort tiene justo lo que necesitas.

Ambos parques, tanto el parque Disneyland como el parque Walt Disney Studios, tienen el servicio de alquiler de cochecitos de bebé y sillas de ruedas disponibles en una zona céntrica donde sea accesible para todos. Los horarios coinciden con los horarios de los parques, así que comprueba con antelación que estén abiertos. Las colas por las mañana pueden ser algo largas; si ves que vas a necesitar algo, mejor que vayas lo más temprano posible para asegurarte un cochecito o una silla.

La localización de los puestos es la siguiente:

  • A la derecha, justo después de pasar por Main Street Station (Main Street, U.S.A.: parque Disneyland)
  • Al lado de Studio Photo, a la derecha de la primera entrada a Disney Studio (Front Lot: parque Walt Disney Studios)

Para los más pequeños

No os esperéis los cochecitos sean el paraíso de la comodidad, más bien todo lo contrario: son incómodos, con una estructura de metal y ruedas sin engrasar. Si vas a llevar a tu niño mucho rato, sería lo mejor que llevases una pequeña manta o almohadón, o incluso una camiseta doblada, para hacer más cómodo el viaje al pequeño y, de paso, a ti también.

A veces, los fines de semana (o en temporada alta, todos los días) se vacían las reservas de carritos rápidamente, al ser un servicio muy demandado. Lo recomendado es que te lleves tu propio carrito si es posible, porque no se pueden reservar carritos en el recinto.

Ten un ojo siempre encima del carrito, puesto que serán tu entera responsabilidad a lo largo del día. Al dejarlas fuera de la cola cuando vas a entrar a una atracción, mucha gente puede confundirlo por su carrito. Deja algo como un abrigo para indicar que es el tuyo o, si no te quedas seguro, puedes llevar un pequeño candado para bicicletas.

¿El precio? Doce euros por día.

Para los más mayores

Disneyland Paris está diseñado impresionantemente bien respecto a la accesibilidad para las sillas de ruedas, tanto por los parques como en las atracciones, las tiendas y los restaurantes. Son terriblemente útiles para aquellos que no tienen que estar todo el día de pie y podrían sentirse perjudicados por hacerlo: ya sean personas con problemas de salud o gente anciana.

El precio son otros doce euros. Las reservas tampoco son una opción en este caso, así que cuanto antes vayáis a por una silla, mucho mejor.