Aragón: 4 imprescindibles

Cuando la Fiesta del Pilar está al llegar y la capital de Aragón, Zaragoza, se empieza a engalanar con sus mejores decoraciones para celebrar su día fuerte. Aprovechando que el 12 es festivo nacional, aquí tienes unas recomendaciones para viajar por algunos de los lugares más bonitos de Aragón.

Impresindibles de Aragón

1.- Monasterio de Piedra

monasterio-de-piedra

En Nuévalos, a unos 200 kilómetros de Madrid, se encuentra el Monasterio de Piedra, construido en el S.XIII bajo la estricta arquitectura cistercense; esto es, solemnidad, sobriedad y sin nada de lujos. Dentro de él se puede visitar, entre otras estancias, el lugar donde comenzó a cocinarse el chocolate tal y como lo conocemos hoy en día, ya que los monjes, para quitarle el sabor agrio que traía el cacao de las Indias, le agregaron azúcar para que supiera mejor.

En el exterior del Monasterio se encuentran los jardines y las increíbles cataratas que, en plena temporada de lluvia, bajarán con gran fuerza, ofreciendo un espectáculo natural de primer orden.

2.- Tarazona

Aragón tarazona

A finales del S.XVIII, esta ciudad era la segunda en cuanto a población, tan solo por detrás de Zaragoza, lo que da muestra de la importancia que Tarazona ha tenido a lo largo de la historia de Aragón.

Pasear por sus calles es hacer una introspección en los múltiples cambios que la ciudad ha sufrido a lo largo del tiempo. Destaca sobre todo la antigua plaza de toros, un coso de planta octogonal, que sorprende precisamente por esto, y que estuvo en activo hasta 1870. Hoy es un Bien de Interés Cultural e integrada en la Asociación de las Plazas Históricas de España.

Otros lugares que destacan en Tarazona y que no te puedes perder son: las casas colgadas, la Catedral de Nuestra Señora de la Huerta, el Palacio Episcopal, el Mirador de San Prudencio, la muralla del Campanil o hacer una excursión hasta el Moncayo.

3.- Teruel

Aragón teruel

Sí, Teruel existe y, además, es muy digno de ser visitado. Así como Segovia tiene su acueducto romano, Teruel también tiene el suyo. Este fue utilizado hasta 1558 para llevar el agua a la ciudad, y aún hoy se conserva en perfecto estado.

En Teruel también puedes hacer un recorrido por su arquitectura mudéjar, entre la que destacan la Catedral Santa María de Mediavilla, la Iglesia San Martín y la Iglesia de San Pedro. Todas ellas fueron construidas por los árabes durante su estancia en la Península Ibérica y, tras su expulsión, estos templos supieron readaptarse a la vida católica que tuvo lugar desde entonces.

Si visitas la ciudad con los peques de la casa, no puedes dejar de ir a Dinópolis, un parque temático de reciente construcción cuya temática son los dinosaurios que habitaron la Península Ibérica y, en concreto, toda esa zona de Aragón. Pasarás un rato bien didáctico.

4.- Albarracín

Aragón albarracin-int

Este pequeño pueblo de Teruel, de unos 1100 habitantes es posiblemente uno de los pueblos más bonitos de España. Destacan por encima de todo sus murallas, construidas en el S.XV por los cristianos. Pero, dentro de ellas, el pueblo aguarda con unas increíbles vistas.

Albarracín es un pueblo que invita a caminar y perderse por entre sus calles, a ver las casas antiguas que resisten el paso del tiempo y el frío que en invierno hace en esta zona. Uno de los ejemplos más claros de esta arquitectura es la Casa Julianeta, que aprovecha a la perfección lo enrevesado del terreno para poder erigirse entre dos calles y una esquina.

También destaca la Plaza Mayor, donde se emplaza el ayuntamiento y en sus bajos se puede disfrutar de unas magníficas terrazas donde degustar algún plato típico de la zona mientras observas la irregularidad perfecta de este emblemático lugar.