Atracciones de Disneyland® Paris con historia: Videopolis

videopolis
Desde que abriera sus puertas en 1992, Videopolis es una de las atracciones de Disneyland® Paris que más cambios ha visto en su historia. Diseñado para ser un sitio para descansar y al mismo tiempo disfrutar entre atracciones, en alguna época fue testigo de producciones musicales de altísima calidad al mejor estilo de Broadway, pero en la actualidad su futuro es todavía algo incierto. Aún así, con sus altos y bajos, Videopolis es una parte viva de la historia del parque y de Discoveryland.

Durante sus comienzos, se convirtió en el centro neurálgico de Discoveryland. Concebido como un ambicioso teatro que combinara funciones musicales, restaurante y entretenimiento nocturno, comenzó presentando el espectáculo Rock Show durante el día mientras que en las noches se convertía en discoteca dirigida a adolescentes y jóvenes adultos, como una opción para terminar el día de forma redonda. Sin embargo, esta idea no llegó a cuajar, debido a que la mayoría prefería seguir visitando atracciones hasta la hora del cierre. Si se llegó a utilizar para fiestas especiales como Halloween y Nochevieja.

Los espectáculos musicales por otro lado, tuvieron un éxito sin precedentes. Las producciones de “La Bella y la Bestia”, “El Rey León” y “Mulan” entre otros, cautivaban a las audiencias, dejando en evidencia que el auditorio diseñado para sentar a 400 personas, se quedaba pequeño para ese tipo de shows. Cuando no había espectáculos, Videopolis, haciendo honor a su nombre, transmitía vídeos musicales y posteriormente dibujos animados de Disney, con el nombre de Cinéma Mickey.

Hoy en día, la única función permanente es Ciné Disney, donde puedes ver todos los cortos animados de Disney que puedas imaginar, y es una experiencia de lo más agradable. El teatro está abierto todo el día y su auditorio climatizado es el refugio ideal para descansar del ajetreo del parque y relajarte viendo cortos clásicos de Disney. El teatro además está adaptado para personas en sillas de ruedas.

Si te entra el hambre, el vistoso edificio de Videopolis, inspirado en el mundo de Julio Verne y H.G. Wells, además de ser un importante centro de entretenimiento, también hallarás servicios. Allí podrás tomar un refrigerio en el Café Hyperion, considerado al momento de su inauguración, como el restaurante de comida rápida más grande de toda Europa. ¿La mejor hora para visitarlo? Un poco antes de mediodía o después de las 14.00, cuando ya ha bajado el nivel de personas.