Atravesar Oporto a bordo de una embarcación en el Duero

oporto

Hay ciudades cuya huella digital es tan característica que se reconocen enseguida. Oporto, la “Capital del Norte” de Portugal, está dividida en dos por el cauce del río Duero y es testigo de  su desembocadura en el Atlántico. Su centro histórico, Patrimonio de la Humanidad, es uno de sus atractivos más valiosos, pero nada define más a Oporto que el paisaje de las casas multicolores y los múltiples puentes que cruzan  uno de los ríos más importantes de la península ibérica.

Se dice que Oporto es una ciudad distinta al resto de ciudades portuguesas, y si hablamos de Lisboa, las diferencias son aún superiores. No en vano, la rivalidad y pugna entre las dos principales ciudades de Portugal es legendaria. Un famoso dicho portugués dice: “Lisboa gasta, Coimbra estudia, Braga reza y Oporto trabaja”.

Probablemente esta diferencia estética, así como su espíritu laborioso, tiene que ver en parte con la presencia de comerciantes de vino provenientes de Gran Bretaña, que se asentaron en estas tierras para llevar vino portugués a Inglaterra, producto que escaseaba con motivo de conflictos bélicos con Francia.

Una de las teorías sobre el origen del vino de Oporto afirma que para conservar mejor el vino durante el largo viaje hasta tierras inglesas, se le añadía brandy en el proceso de fermentación, interrumpiendo el proceso, dando origen a un vino fortificado más robusto, dulce y con mayor contenido de alcohol. El gran éxito de este vino en Inglaterra, derivó en el monopolio británico de las casas vinícolas en Oporto, hasta que eventualmente fue recuperado por portugueses.

Una de las visitas más tradicionales en unas vacaciones a Oporto, es hacer un recorrido en barco por el Duero. El trayecto es una oportunidad de ver una parte espectacular de la ciudad, sus hileras de puentes, las fachadas de las casas tradicionales y por supuesto, las bodegas de vino de Oporto.

Existen varias opciones para hacerla, aunque la más pintoresca sin duda es subiendo a bordo de los tradicionales y antiguos barcos transportadores de vino, los llamados “ravelos”, que antiguamente se utilizaban para transportar el vino desde los viñedos hasta Vila Nova da Gaia, población ubicada al margen opuesto del Duero.

En Vila Nova da Gaia se encuentran la mayoría de las bodegas de Oporto y las empresas que organizan la salida de los barcos, que por lo general incluyen una visita a las bodegas con degustación incluida.

Regálate una escapada en pareja a la ciudad de Oporto, y aprovecha las ofertas de vuelo y hotel que te ofrecemos en Halconviajes.com.

 

Artículos relacionados