#BF a la naturaleza viva

Queríamos hacer un llamamiento para concienciar de la importancia de cuidar nuestro medioambiente, nuestra naturaleza. Por ello, buscamos un blog en el que contase los maravillosos paisajes de nuestro planeta y del mundo natural que nos rodea. Por ello, nuestro #BF de esta semana está dedicado a Hominia, naturaleza viva.

Naturaleza Viva

Las gargantas de mármol de Taiwán. Foto: Flickr ufonz

Alberto Fraga es el creador y autor de este maravilloso blog que surgió cuando quiso escribir sobre su pasión:  la naturaleza. Desde niño ha sentido ese amor especial por el mundo natural, cuando estaba inscrito en el club de montañeros del colegio y visitaban parques naturales de España y Portugal, practicando trekking a través de bosques o montañas.

Y de adulto continuó con esa práctica por su cuenta, valorando otros aspectos como alejarse del estrés y el bullicio de las ciudades, conseguir encontrarse a uno mismo o apreciar y conocer el valor de cada forma de vida.

Blog sobre naturaleza y vida natural

Alberto Fragua, creador y autor del blog

Para llenar de contenido el blog, se sirve de los libros y de internet. Intenta conocer los parques nacionales de todos los países y los biotopos de cada región, y dedica algunos días de cada mes a crear esquemas y sinopsis de las diferentes comunidades biológicas y accidentes geográficos naturales.  Suele publicar unas dos entradas por semana, aunque algunas son de lugares tan remotos que casi no hay información y tarda un tiempo en completarlas, ya que hay que contrastar la información para evitar errores. Algunas entradas, como por ejemplo la de Ankarafantsika en Madagascar le llevó varios días terminarla.

Su objetivo principal es el concienciar a la gente para que se preocupase más por nuestro planeta y menos de cosas banales. Intenta mostrar lo más atractivo y bello de nuestro mundo natural, captar la atención y despertar la sensibilidad de la gente.

Su mayor sueño es el de viajar y conocer, poder visitar todos los lugares sobre los que he escrito ¡deseamos que pueda hacerlo!

 Cuando le preguntamos sobre su paraje natural favorito nos confiesa que aunque le parece injusto decantarse por alguno (son todos una maravilla) , pero que si tuviera que elegir sería el Parque Nacional de las Islas Atlánticas en Galicia: por su ecosistema marítimo y terrestre de las islas Cíes, Ons, Cortegada y Sálvora.

De sus viajes al extranjero, nos cuenta que el destino que más le ha impresionado ha sido Roma, la ciudad eterna, una urbe con casi tres mil años de historia que permite sentir su presencia milenaria mientras recorres sus calles, donde a cada paso te topas con vestigios de la cultura humana, desde las impresionantes estructuras del imperio romano al gótico y el renacimiento, el barroco o neoclásico. También le  impresionó por su belleza el Parque Nacional de Peneda-Gerês, el único parque nacional de Portugal, donde los rápidos del río Homen y sus cascadas descienden entre las rocas y forman pozas de agua de tonos esmeralda.

Con respecto a la fauna, son muchas las especies que le sorprenden: la «medusa inmortal» que no envejece ni muere nunca, lo que hace es que cuando supera su fase adulta, retorna a su fase de pólipo, repitiendo su ciclo vital una y otra vez. Los exocétidos o peces voladores, que para escapar de los depredadores pueden volar gracias a sus desproporcionadas aletas pectorales, recorriendo distancias de hasta cincuenta metros en sus vuelos antes de volver al agua. El manatí es otra especie que siempre le  ha llamado la atención, uno de los mamíferos más pacíficos del planeta, que carece de medios de defensa salvo su propio tamaño, lo que limita drásticamente el número de sus depredadores.

Y aunque muchos penséis que Alberto podría ser biológo, lo cierto es que es informático, y sus hobbies son la geologóa y la biología, un apasionado de éste último.

Sigue a otros blogs como Mediambiente; The featured creature; Discverwildlife; Andyrouse o Scientific American

 A nosotros nos encanta todo lo que nos cuenta Alberto en Hominia, naturaleza viva, porque no hace más que abrirnos los ojos ante el fasinante mundo natural que tenemos y nos hace concienciarnos de la importancia y la obligación que deberíamos tener todos para cuidarlo.

Islas Phi Phi

Islas Phi Phi – Tailandia. Foto: Flickr Gopal Vijayaraghavan