Brasil destina 4.000 millones de euros para nuevos hoteles

Blogashalcon-Hoteles-Brasil destina 4.000 millones euros nuevos hoteles

Brasil se está preparando a fondo para los próximos cuatro años, en los que acogerá las competiciones deportivas más mediáticas del mundo, de ahí que esté invirtiendo cantidades fabulosas en adaptar sus infraestructuras, tanto de comunicaciones como de alojamientos. Sólo para éstos, y de cara a 2014, Brasil destina 4.000 millones de euros para hoteles.

En el período que va de 2014 a 2016 el país sudamericano vivirá una explosión deportiva y, consiguientemente, turística, con dos macroespectáculos como la Copa del Mundo de Fútbol y los Juegos Olímpicos respectivamente. Si acoger el primero -y ganarlo, claro- colma la ilusión de sus ciudadanos, para quienes el balompié constituye casi una forma de entender la vida, recibir la organización de unas Olimpiadas constituye un sueño internacional, con los ojos de todo el planeta fijados allí.

La celebración de este tipo de eventos, pero especialmente estos dos, se presenta además como una oportunidad única de colocar a Brasil en el lugar que le corresponde por tamaño y riqueza, dejando atrás el duro camino de la búsqueda del desarrollo gracias a los equipamientos de todo tipo que quedarán al término de las competiciones, los empleos creados (120.000 para los Juegos) y, en suma, la modernización alcanzada.

A ello contribuirá la llegada masiva de visitantes, pues Embratur (Instituto Brasileño de Turismo) calcula que más de 380.000 personas viajarán a Brasil sólo para los Juegos de 2016, incrementando una cifra ya de por sí enorme: 7,9 millones de turistas extranjeros ese año. Y a toda esa gente hay que alojarla adecuadamente. Por eso el estado está inmerso en una labor titánica: dotarse de suficientes plazas hoteleras.

El proyecto del Ministerio de Turismo brasileño prevé construir 324 hoteles nuevos que suman un total de 55.148 habitaciones. Un plan que requiere la inversión de una cantidad en torno a 4.000 millones de euros que se suman a los 11.700 millones del Proyecto Olímpico Río 2016, pero que se espera que reviertan positivamente en el PIB con 8.950 millones de euros gracias a las dos citas deportivas. Por ejemplo, la más inminente, el Mundial, tendrá una repercusión económica de 73.600 millones de euros repartidos durante los años siguientes hasta 2019.