Brindemos por el Oktoberfest 2011

Oktoberfest 2011: la fiesta de la cerveza alemana

breze-1611750_1920

 

Más de 6 millones de visitantes de todo el mundo llegan a Múnich para celebrar Oktoberfest 2011, la mayor festival de Alemania. Las enormes jarras de cerveza son las protagonistas además de las salchichas, la música, los panes y los trajes típicos.

Desde mañana hasta el 3 de octubre en Múnich no podrás pedir otra bebida que no sea cerveza. Dieciséis días seguidos de fiesta en honor a la “rubia”.  Además de bailes, trajes regionales y buen ambiente. Aprovecha esta celebración para conocer las costumbres bávaras y viajar a Alemania.

Múnich es la capital de la región de Baviera, con sus 1.300.000 habitantes es una de las ciudades más grandes de Alemania. Para la ocasión se habilita el área de Theresienwiese, donde se instalan las Festhalle, que son las casetas de la feria y dentro, además de cerveza, también te sirven comida: pollos asados, wurstel y platos bávaros típicos, a base de carnes y salchichas y el mítico Pretzel, un pan salado con forma de lazo. Todo ello, con un ambientazo  increíble.

La inauguración:

Es muy curioso el modo en el que los alemanes dan el pistoletazo de salida al Oktoberfest.  Todo el mundo asiste al desfile de carros de las diversas cervecerías que transportan la cerveza hasta el recinto. El alcalde es el primero que bebe la cerveza en la cuba inaugural. La banda de música va pasando por todas las casetas y comienzan a abrirse los grifos de cerveza.

La fama que ha adquirido el Oktoberfest a nivel mundial se la ha ganado a pulso, Y nunca mejor dicho porque las camareras tienen que tener “buen pulso” para sostener hasta cinco jarras gigantes en  una mano.

Consejos para disfrutar al máximo:

  • Habrá mucho jaleo para entrar, lo ideal es intentarlo por alguna entrada secundaria o coger mesa en los lugares al aire libre. (Lo malo es que te arriesgas a que te llueva).
  • Conseguir mesa y asiento es complicado. Te recomendamos que te levantes pronto y vayas a coger sitio, a ser posible que no estén al lado de los lavabos.
  • Si has reservado mesa (hay gente que lo hace con meses de antelación) y llegas tarde, perderás tu sitio. La puntualidad y seriedad alemana no se pierde en el Oktoberfest.
  • Una vez asentado, no dejes tu asiento sin vigilar, ya sabes…”quién se fue a Sevilla…»
  • A pesar de que llaman mucho la atención, las jarras no son un souvenir, así que nada de llevártelas. La multa puede ser cara.
  • Los policías y los camareros suelen estar muy pendientes de todo lo que ocurre dentro de las carpas, si te excedes, te echarán y no de muy buenas formas.
  • Si quieres llevarte un recuerdo en las tiendas venden las mismas jarras, además de que pasarán chicas vendiendo sombreros típicos y otros recuerdos simpáticos para llevártelos.
  • Ten cuidado con seguir el ritmo cervecero de los alemanes. Allí están acostumbrados a pedir jarras de litro (que son las pequeñas) y además, la cerveza alemana suele ser más fuerte de lo habitual.
  • Si vas montar en las atracciones de la feria, ¡hazlo antes de beber! O conseguirás llevarte un mareo de escándalo.
  • Vive al máximo el “espíritu del Oktober”. Sé agradable con tus compañeros de mesa, intégrate en el jaleo, y si es preciso ¡Súbete a bailar y a cantar encima de las mesas!
  • No te vayas sin ver todo el recinto, visita tanto las carpas grandes como las pequeñas.

Recorre todas las «Festhalle»

Las mayores casetas pertenecen a las marcas de cerveza alemana más conocidas: Paulaner, Spaten, Hofbräu, Hacker-Pschorr, AugustineryLöwenbräu. Cada una de ellas tiene una música y un ambiente diferente.

En Schottenhamel Spaten ponen música rock en directo los fines de semana, por ello, os podéis hacer una idea de lo que se puede formar allí dentro.

Para los que prefieran algo más tranquilo, pueden ir a la caseta de Paulaner, eso sí, no esperéis un silencio total.

En la de Hacker-Pschorr llama la atención por lo bien decorada que está: todas sus paredes están pintadas con escenas de la vida de Múnich del siglo pasado.

Una de las casetas más fotografiadas por su estética llamativa es la de Hippodrom. La encontrarás a la entrada del recinto. En su interior anaranjado encontrarás caballos de madera colgados de techo y es donde te sirven la cerveza: Spaten. Por cierto, es una de las más VIP así que puede ser que te cruces con algún famoso.

Sabemos que te han entrado unas ganas tremendas de conocer este gran festival, por eso, date prisa para reservar tu vuelo  a Alemania.

barrels-185443_1920

A.Pizarro

Página Oficial Oktoberfest

Fotos: Página Oficial Oktoberfest, CoachHolydaysnews, Guiadealemania.com