Budapest: cinco visitas imprescindibles

blogshalcon-vacaciones-budapest

Budapest está considerada una de las ciudades más hermosas de Europa. Tan solo perdiéndose en sus calles, paseando por sus parques y descubriendo tiendas y cafeterías podrían llenarse días enteros en la ciudad.

Pero, además, la capital de Hungría cuenta con grandiosos edificios a los que dedicar una visita en exclusiva; imprescindibles por la grandeza de su exterior, por sus interiores o por su importancia histórica y cultural. ¿Os vais de vacaciones a Budapest? Éstas son cinco visitas imprescindibles, entre muchas más.

El Parlamento

El tercero más grande del mundo después de los de Rumanía y Argentina. Impactante desde su exterior, casi colgado del Danubio, de estilo neogótico y custodiado por ochenta y ocho estatuas, se trata del edificio más representativo de la ciudad. Una visita a su interior os permitirá descubrir la fastuosidad de su escalera principal, la Sala de la Cúpula o la Antigua Cámara Alta.

La Ópera de Budapest

Quizá uno de los lugares donde mejor podréis percibir el esplendor de la vida cultural de Budapest durante el reinado de los Habsburgo, que por suerte ha llegado hasta nuestros días. Para visitarlo tenéis dos opciones: hacer una visita guiada o, si queréis sentiros unos auténticos privilegiados por una noche, comprar entradas para asistir a una ópera o concierto en uno de los teatros con mejor acústica del mundo.

La Basílica de San Esteban

El templo más importante de Hungría merece una visita no solo por su arquitectura o las impresionantes vistas desde sus torres. En ella se guarda una reliquia sin duda muy singular: la mano derecha de Esteban I, primer rey de Hungría, cristianizador del país y venerado como santo.

La Gran Sinagoga

Muy cerca de la Basílica de San Esteban, en la zona antiguamente ocupada por el ghetto judío de la ciudad, se alza esta impresionante sinagoga de estilo neomorisco con influencias bizantinas, románicas y góticas. Una de sus mayores peculiaridades es el cementerio adyacente, algo excepcional teniendo en cuenta que la tradición judía no permite la instalación de estos junto a los lugares de oración.

El Castillo de Buda

Antigua residencia de los reyes de Hungría, el Castillo de Buda fue declarado Patrimonio de la Humanidad en el año 1987, albergando actualmente la Galería Nacional Húngara, el Museo de Historia de Budapest y la Biblioteca Nacional. Además de la necesaria visita a estos, la imagen que compone justo al puente de las cadenas, especialmente de noche, es tan espectacular como las vistas de la ciudad que nos regala desde lo alto de la colina donde se emplaza.