Caprichos montañosos

Montañas onduladas, picos con formas delirantes o montes que han adoptado una forma singular con el paso del tiempo. Hay algunos paisajes que parecen tallados a mano.  Hoy viajamos por algunos de esos caprichos de la naturaleza.
Bryce Canyon es uno de los paisajes más espectaculares de Estados Unidos

Parque Nacional Bryce Canyon

Bryce Canyon

Todo un laberinto de pináculos (“hoodoos”) formado por la erosión del viento y el agua por donde pasaba antiguamente un río. Cubre una extensión de 145 kilómetros cuadrados y se encuentra a una altura de 2.700 metros. No es tan famoso como el Gran Cañón pero es indudable su espectacularidad.

Los hoodoos pueden se tan altos como un edificio de 10 pisos y varían sus colores: rojos, naranjas, blancos… mezclados con los árboles que parecen haber hecho una buena amistad en ese paisaje tan desértico. Se encuentra al sudoeste del estado de Utah, cerca de la ciudad de Kanab.

La Torre del Diablo

La Torre del Diablo es uno de los monumentos naturales más curiosos de EE.UU

La Torre del diablo

No sabemos si el demonio ocupa allí su trono pero lo cierto es que esta montaña se erige altiva e independiente en una inmensa llanura. Leyendas aparte, fue el primer monumento natural declarado en Estados Unidos (en 1903). Se encuentra al noreste de Wyoming (EE.UU).

Las Montañas Tianzi

A esta montaña en cambio la llaman “la Hija del Cielo”. Se encuentra en la provincia china de Hunan, Mide 1.263 metros. Los visitantes también pueden alcanzar las cimas en teleférico, con más de 2 kilometros de recorrido.

Parque Geológico Zhangye Danxia

Montes a colores. Sin salir de China encontraréis un paisaje que no deja indiferente a nadie. Su formación se debe a que poco a poco fueron depositándose diferentes minerales que son los causantes de este espectáculo a todo color.

Cappadocia

Cappadocia es una de las regiones más llamativas y de obligada visita en un viaje a Turquía

Cappadocia

Uno de los lugares más singulares de Turquía. Cincuenta kilómetros de paisajes que parecen de cartón- piedra. Sus formas se deben a la roca calcárea que se deja moldear con facilidad por el viento y el agua. Es curioso comprobar cómo las casas de esta región también se han adaptado al entorno. Encontraréis casas, templos y monasterios tallados en las rocas y muchas de ellas están todavía habitadas.

Banaue (Filipinas)

Sorprende lo bien que se conservan estas ancestrales terrazas. La necesidad de cultivo por parte del hombre ha hecho que se modelaran las montañas para poder arroz. Más de 10.000 kilómetros cuadrados de cordillera completamente tallada en sus laderas. Fueron declarados por la Unesco como Patrimonio Mundial.

¿Quién se apunta a hacer un viaje por las montañas más curiosas?

Artículos relacionados