Chavetas en la Antártida

Este año nos hemos vuelto más aventureros que nunca y nuestra curiosidad por La Antártida ha aumentado con creces. Si hace meses pudimos seguir los pasos de Shackleton con la expedición de Sebastián Álvaro y su equipo, esta vez, hemos querido contar con la experiencia de Isaac, autor del blog Chavetas, que en 2009 emprendió un viaje al Sexto Continente a bordo de un rompehielos. 
Halconviajes_Atartida_chavetas

El buque de expedición Profesor Molchanov

Supongo que todos estamos muy influenciados de nuestros sueños de pequeños. ¿Quién no ha soñado con alcanzar el Continente Helado de las grandes expediciones de comienzo de S.XX? Supongo que es una mezcla de expedición y locura pero que en un determinado momento de la vida tenía que hacer.

¿Hay que ir preparado  física y mentalmente para un viaje así? ¿Qué conviene tener en cuenta?

Halconviajes.com Antártida

Isaac en Half Moon, Livington Island

Totalmente. Hay que tener en cuenta que en un pequeño buque expedición en las aguas más profundas y temibles del planeta es como un barco de juguete en la bañera. Siempre recordaré las palabras del médico del Molchanov cuando salíamos todos ilusionados por el Canal Beagle: “Yo que vosotros me iría al camarote a intentar dormir algo, en unas horas comienza el ‘Rock n’Roll'”. En ese momento no las entendí pero 4 horas después el barco surcaba las aguas del Paso Drake con movimientos de lado a lado de 45º con 2 días y medio por delante de navegación. Era un barco fantasma, y los recuerdos que tengo son muy duros.

¿Cuál fue vuestra ruta una vez a bordo del buque de expedición?

En principio hay una ruta orientativa, pero nunca se cumple, depende mucho de las condiciones. Por ejemplo, nuestra navegación por el Mar de Weddell fue muy breve, ya que en pocos minutos se congelaban las aguas a nuestro alrededor y hubo que retroceder para no quedar atrapados. Eso si, pisamos la Península Antártica en varias ocasiones, visitamos la Base Rusa y Chilena en las Islas Shetland del Sur, escalamos colinas en el pintoresco paraje de Decepcion Island o en Orne Harbour, desembarcamos a ver colonias de pingüinos en lugares como Trinity Island o Cuverville Island, navegamos junto a Ballenas Jorobadas en las cercanías de Melchor Island, surcamos en zodiak verdaderos museos de icebergs y témpanos de hielo en Enterprise Island, caminanos con raquetas de nieve en Danco Island, atravesamos el maravilloso Canal de Lemaire e incluso nos bañamos en el paraje más espectacular que he visto en mi vida en Neko Harbour.

Halconviajes.com Antártico

Baño antártico con Pingüinos

Seguro que a  bordo de un rompehielos como el Profesor Molchanov se aprende de geografía y compañerismo, por lo menos….

Siempre recordaré el equipo humano que formó parte de esa expedición, ya no sólo la tripulación rusa o el staff de Rolf que daba charlas magistrales sobre lo que íbamos observando, sino el pequeño grupo de personas repartidos en pocos camarotes con literales de diferentes nacionalidades y edades, que formaban un verdadero “Big Brother”.

La fauna y el paisaje son los más respetados del mundo y alejados de los efectos del hombre. ¿Qué experiencias inolvidables pudiste vivir allí?

Del paisaje y la fauna, especialmente esas “extraterrestres” criaturas llamadas pingüinos que con su aspecto simpático sobreviven en las condiciones más adversas del planeta, podría escribir durante horas, pero hay experiencias que no olvidaré. Sentarse en la más inmensa soledad, en lo alto de una colina sobre un paraje lejos del “mundo de los hombres” y descubrir que el silencio tiene un sonido tan agudo y profundo que puede a llegar a hacer daño a los tímpanos o escuchar el temblor de los inmensos témpanos de hielo, del tamaño de 10 Peritos Morenos, desquebrajarse a lo lejos y crear pequeños tsunamis a nuestro alrededor… son experiencias irrepetibles en ningún lugar del mundo.

Halconviajes.com Antártida

Pinguinos Getoo (Juanitos)

¿Qué te atraía tanto de realizar un viaje a La Antártida? 

La sensación de soledad durante tantos días en mitad de un paisaje tan hostil ¿puede llegar a afectar al carácter?

Hay algo que me traigo guardado en mi botella de recuerdos y de momentos que nunca olvidaré, y es la experiencia interior tan intensa que tuve en aquellas dos semanas a bordo del Molchanov. No se si llegó a afectar a mi carácter, pero si aprendí a relativizar muchas cosas del día a día..

¿Cómo valoras esta experiencia con la que querías cumplir el sueño? ¿Supuso un antes y un después como lo esperabas?

Sin duda supuso un antes y un después en mi vida. Cuando me animé a hacerlo estaba en un cambio personal y profesional profundo, y nada fue igual desde aquel 3 de Diciembre de 2009, que embarque en aquel pequeño barco de juguete rumbo a un mundo aparte. Por supuesto, para mejor y gracias al apoyo de Paula, sino a lo mejor nunca me hubiese embarcado.

Artículos relacionados