Cinco lugares imprescindibles de Cuzco

Cuzco, la ciudad más antigua de América

Declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, Cuzco tiene en muchas de sus edificaciones los cimientos de la cultura Inca junto con la fusión cultural andino hispana. A la belleza natural del  Machu Pichu, la provincia de Cuzco alberga otras joyas turísticas. Hoy os recomendamos cinco lugares para visitar en Cuzco que seguro que os fascinarán en vuestro próximo viaje a Perú
Plaza principal de Cuzco, Plaza de Armas

Plaza de Armas, Cuzco.

Plaza de Armas y la Catedral de Cuzco

Su nombre original fue “Hauqaypata”;  La Plaza del Guerrero y desde siempre ha sido el centro y testigo de todos los acontecimientos históricos peruanos. Sirve de escenario cada año de la fiesta de Perú, la fiesta del Sol o Inti Raymi. Toda la plaza muestra un mestizaje de culturas, desde los cimientos de piedra del Palacio Inca Wiracocha, hasta los edificios que parece que podríamos encontrar en nuestro país, además de una gran riqueza de estilo colonial.

La Catedral Basílica de la Virgen de la Asunción es el edificio que destaca en la plaza. Fue construida entre los años 1560 y 1664. Si color rojizo procede de las piedras de la fortaleza Inca, Sacsayhuamán, que se encuentra en lo alto de la ciudad.

Cristo Blanco en Cuzco

Cristo Blanco Flickr/Roubicek

Templo y Barrio de San Blas

Prepararos para el paseo por callejuelas estrechas y empinadas  del Barrio de San Blas, uno de los más antiguos de Cuzco. Entre sus casas blancas con postigos azules, encontraréis los talleres de los maestros artesanos, donde podréis ver cómo tratan la cerámica, el labrado de la madera o el tejido.

Entrad en la  pequeñita iglesia de San Blas, en pleno centro del barrio, se halla un famoso púlpito tallado en madera de una sola pieza de 400 años de antigüedad.

Templo y Covento de Santo Domingo Korikancha

El Korikancha era una de las edificaciones más impactantes del Cuzco incaico: lucía en su interior paredes enteras recubiertas con láminas de oro, pues era el templo principal del dios Sol, de ahí que en quechua significase “recinto de oro”.  Después los españoles edificaron  sobre la construcción original, hacia 1,534, la iglesia y el convento dominico, que años después volvería a derrumbarse por un terremoto y tuvo que ser reconstruido de nuevo. La pinacoteca es digna de visitar ya que podréis ver lienzos que datan del siglo XVII.

Impresionantes vistas de las Salinas de Maras.

Salinas de Maras. Flickr madiko83

El Salar de Maras y Morais

Estas salinas se encuentran entre montañas y llegar hasta allí es toda una aventura. El paisaje es impresionante: entre dos montañas se encuentran estas minas de sal, casi 3000 pozas blancas distribuidas en terrazas, la misma distribución que encontraréis en Morais. Allí los Incas realizaban experimentos agrícolas, abasteciendo de agua de manera diferente en cada una de las terrazas.

El Cristo Blanco

Desde cualquier parte de Cuzco podréis ver la colosal estatua ya que está situada en uno de los lugares más altos de la ciudad: el Cerro de Pukamoko, a 3.600 metros de altitud.  La escultura mide ocho metros de alto y por la noche queda iluminada, dando un efecto de protección a sus habitantes. El ascenso hasta el cristo es todo cuesta arriba pero merece la pena llegar hasta allí, ya que ofrece una de las vistas panorámicas más bellas de la ciudad, y más, si es al atardecer.

Turismo Perú

Artículos relacionados