Combate el miedo a volar

Consejos para superar la aerofobia

Una de cada cuatro personas que vuelan sienten inquietud, miedo o pánico antes de subir a un avión.  Muchos evitan coger este transporte, pero otros sin embargo, no les queda más remedio que hacerlo. Si sois de los que pasáis un rato desagradable con sólo pensar en volar, os damos algunas recomendaciones para evitar ese miedo antes de coger un vuelo:
vuelos Halconvijaes

Vuela tranquilo con Halconviajes.com

¿Os acordáis de los métodos que utilizaban los protagonistas del “Equipo A” para que M.A Barracus se subiera a un avión?. Pues sí, hasta los más grandes tienen pánico a volar, y eso que es uno de los transportes más seguros que existe. Más allá de la ficción, artistas conocidos como por ejemplo Brandon Flowers, el vocalista de The Killers, han confesado su miedo a volar y de hecho, confiesa que tuvo que visitar a un terapeuta para superarlo.

Ante esto, se puede hacer dos cosas: o dejar de volar o intentar aplicar algunas técnicas para sobrellevarlo e incluso superar ese trauma.

Técnicas para los peques:

Para que los niños no cojan miedo a volar, o si ya han tenido algun vuelo en el que lo han pasado mal, lo mejor es aplicar técnicas de relajación.

viajar con niños

Foto: Halconviajes

Durante el primer año de vida, el bebé suele tranquilizarse mucho si siente a la madre cerca, cuando hay contacto físico o se le balancea suavemente en sus brazos o en la cuna. Hablarle en un tono suave, relajado o incluso cantarle a modo de nana transmite tranquilidad y le induce al sueño.

Para niños de 2 a 6 años lo mejor es hacer un juego del vuelo. Leerles un cuento o que los padres hagan del vuelo un “mundo imaginario” permitirán que el niño vea el vuelo como una aventura divertida.

Para los niños más mayores, (de 7 a 9 años), se deben utilizar técnicas para que ellos mismos sean los que localicen esa situación de estrés y puedan aprender a relajarse por sí mismos. Para ello, lo primero de todo es concienciarles de la importancia que tiene el saber relajar sus músculos y de aprender a respirar.

Un buen método es el de “colorear el aire”: que cuando tome aire lo convierta en su color preferido y de esta forma llene todo su cuerpo de bienestar. Debe notar cómo entra por la nariz baja por la garganta y llena los pulmones al tiempo que una agradable sensación de calor inunda su cuerpo.

De esta manera, relaciona la respiración profunda y concentración en el movimiento de su cuerpo al coger aire, con un estado de relajación.

Para los niños mayores de 10 años que se inquieten al coger un vuelo, lo mejor es llevarlos entretenidos, con sus juguetes o lecturas que les distraigan y resten importancia al momento de volar.

Vuelos Halconviajes.com

Halconviajes.com

Para los mayores:

  • Volar acompañado siempre ayuda a superar el miedo, una persona de confianza a tu lado permite relajarse.
  • Entablar conversación con tus compañeros de asiento hace que se te vaya de la cabeza esa preocupación, eso, sí, huye de aquellos que como tú tienen ese miedo o acabaréis trastocando el ánimo del pasaje.
  • Es bueno decirle a los auxiliares de vuelo tu problema y de esta manera podrá estar más pendiente de tí y resolver todas las dudas y temores que surjan.
  • Si no se consigue autorelajarse, ni dominar esa sensación angustiosa, es recomendable pedir una infusión, o tila para relajar el cuerpo.
  • No consuma bebidas estimulantes como el café antes de volar.
  • Es muy recomendable hacer ejercicios de respiración profunda, tomando aire desde el abdomen.
  • Llevar música relajante para intentar dormir
  • Cuántos más vuelos se cojan, menos miedo se tiene, porque la propia experiencia hace que veas que no pasa absolutamente nada.
  • Iberia ha creado una serie de cursos que imparte para perder el miedo a volar. Desde hace 20 años lleva impartiendo  junto con Wolters Kluwer estos cursos, con un alto nivel de éxito, el 98 por ciento lo acaba superando. Más de 5.000 personas han sido tratadas en este curso, que además se realiza en los simuladores  de vuelo en los que montan los pilotos.

Así que, ¡fuera miedos! Coged aire y esperamos que disfrutéis vuestro próximo vuelo

Artículos relacionados