Comer en Disneyland Paris

Comer en Disneyland Paris

Existe una tendencia generalizada a pensar que las opciones para comer en los parques temáticos no son demasiado atractivas, viéndose a veces limitadas a locales de comida rápida y poco saludable. Y desgraciadamente, esta creencia tiene en muchas ocasiones gran parte de razón, pero no en Disneyland Paris.

En el mágico mundo Disney todo está pensado para que toda la familia disfrute la estancia en todos los sentidos, y en eso la comida tiene un papel más que importante. Por ello, las opciones para comer en Disneyland Paris son muy variadas de modo que puedan satisfacer todos los gustos, tanto respecto al tipo de comida como en cuanto al ambiente que queramos disfrutar.

Tanto en el parque Disneyland como en Walt Disney Studios, Disney Village y, por supuesto, en todos los hoteles Disney, encontraréis multitud de restaurantes que abarcan desde cocina mediterránea, tex-mex y western, pasta o pizza, e incluso restaurantes especializados en pescados y mariscos, entre los cuales el Blue Lagoon, en Adventureland, es uno de los preferidos por todo el mundo.

En lo que respecta al ambiente, también hay para elegir. En función de cómo os guste organizar nuestro día y el tiempo que deseéis dedicar a comer, podréis optar por un restaurante a la carta, de servicio buffé, temáticos con espectáculo durante la comida… y sí: también locales de servicio rápido, pero siempre de calidad.

¡Y no olvidemos aquellos restaurantes donde tienen lugar los encuentros con los personajes Disney! En el Restaurante Auberge de Cendrillon, en Fantasyland, y en el Café Mickey o Inventions de Disney Village, entre otros, los hijos disfrutarán aún más su cena o almuerzo cuando lo compartan con sus personajes preferidos.

Poco a poco os iremos desvelando todos los secretos de los restaurantes de Disneyland Paris, así como los mejores consejos para reservar mesa o usar los cupones que os serán entregados para canjear por comida en el caso de que hayáis seleccionado la opción de media pensión. Estad atentos, y recordad que todavía estáis a tiempo de beneficiaros de los tres meses irresistibles en los que los niños ¡viajan gratis!