Comer en un avión: abre en China un restaurante inspirado en el A380

La experiencia de comer en un avión suele provocar reacciones opuestas: por un lado está quien ama el servicio de catering a bordo y sus curiosas bandejitas con porciones individuales de cada plato, y por otro,quien detesta la idea de llevarse a la boca esos alimentos la mayor parte de las veces insípidos en un espacio tan reducido e incómodo.

Nos encontremos en uno u otro bando, estaremos de acuerdo en que el momento de la comida es uno de los más entretenidos del vuelo, ya que al fin y al cabo da un poco de «vidilla» a un trayecto que de otra forma puede hacerse más largo de lo que de por sí es. Comer en un avión es una experiencia cuanto menos especial, y como tal no ha tardado en inspirar restaurantes temáticos que tratan de recrearla con todo detalle.

El último, el restaurante abierto por un empresario chino en Chongqing, que con sus 600 metros cuadrados cuenta con una decoración a base de ventanas, alfombras y asientos que imitan con mucho acierto a los del avión Airbus A380. Incluso las propias camareras van vestidas de azafatas y han sido educadas para comportarse como auténticas asistentes de vuelo, al menos en lo que a maquillaje, vestimenta y movimientos se refiere. Los cursos de seguridad a bordo y en procedimiento a seguir en caso de emergencia, suponemos, habrán podido ahorrárselos.

Además de por la ausencia de turbulencias o riesgo de accidente, el restaurante de Chongquing se diferencia de la auténtica cabina del A380 en ofrecer menús más elaborados y diferentes categorías de asientos, como por ejemplo una mesa especial situada dentro de un huevo cuyos precio ronda los 1.000 euros; más o menos lo puede costar un billete de avión en el Airbus.

No es éste el primer restaurante temático inspirado en un avión: en Taipei, Taiwan, funciona desde hace tiempo un local similar que ofrece una experiencia aún más parecida a la de comer en una de estas cabinas, con los menús servidos en bandejas de plástico. Por su parte, en el aeropuerto de Coventry, Inglaterra, un avión modelo Douglas DC-6 fue transformado hace algunos años en restaurante de lujo.