Cometas: Objetos voladores (Sí) identificados

Cometas, vuelos a todo color

Resulta conmovedor cuando uno mira al cielo y se encuentra con cometas volando. Todos nos sorprendemos y la señalamos con el dedo porque nos parece algo asombroso y bonito.Y si nos da por pensar más allá,¿os imagináis que se lanzarán al vuelo miles de cometas a la vez? El cielo sería de colores.

cometas

Cometas

Se duda sobre su origen, aunque todas las leyendas que rodean este objeto indican que surgió en China hace más de 2.500 años y constituía un ejercicio de meditación.

Además de estas prácticas de ocio, también utilizaban las cometas para pescar: ataban a la cuerda un cebo y se soltaba al agua con bastante distancia para que los peces no pudieran apreciar la sombra de la barca y no se asustaran.

Se tiene constancia de que estos objetos voladores (sí identificados) se usaban como instrumento militar: se podían hacer señales desde el campo de batalla, medir la distancia de campamento a campamento e incluso, se llego a atar hombres para que inspeccionaran el campo contrario (suponemos que sería una especie de ala delta).

¿Y en Europa?

cometas

Cometas Flickr/Roonie44052

Su  historia podemos remontarla con los Dracos o catavientos. Eran estandartes del Imperio Romano que consistían en un saco cilíndrico de boca ancha, con apariencia de dragón y que se llevaba en lo alto de un mástil. Cuando se llenaban de aire parecían fieras de verdad ondeando sobre los jinetes en las batallas. Además de asustar, servía para que los arqueros pudieran afinar su puntería mejor ya que podían saber la dirección del viento.

El verdadero lanzamiento de la cometa en Europa fue a finales del s.XVII. Si bien se convirtió desde el principio en un objeto de adoración infantil, pasatiempo y espectáculo pirotécnico.  Además, se investigó mucho para la mejora de la aerodinámica, hasta el propio Isaac Newton tiene experimentos geométricos de sus formas.Hoy en día la aparición de las cometas acrobáticas de dos, tres y cuatro hilos y las cometas de tracción han dado popularidad a la misma, como deporte y diversión.

Un deporte de riesgo:

Nieve, viento y mar : ¿Y si os dijéramos que se puede combinar estos tres elementos en un sólo deporte?

Skikiting en Noruega. Se trata del “Esquí con cometa”, conocido también como snowkitting o skikiting. Se practica en Noruega y sólo hace falta unos esquíes o tabla de snow, casco, arneses, cometa y mucha valentía y práctica. Se puede alcanzar los 100 km por hora y lo más curioso es que puedes llegar a practicarlo con vista al mar.

Para tener una experiencia realmente exótica del esquí con cometa, debería visitar Varanger, muy arriba en el Norte de Noruega. La Península de Varanger, ubicada junto al poderoso Océano Ártico, ofrece la oportunidad única de practicar el esquí con cometa viendo el mar, lo que es una combinación imbatible.

Si en cambio no quieres jugártela tanto, también se dan numerosos concurso de vuelos de cometas alrededor del mundo.  Un lugar que se ha consolidado como capital española de cometas es Valencia. Gracias al Festival Internacional que se organiza cada año, el cielo se pinta de colores en la Playa del Cabanyal el último finde semana del mes de abril. En la Playa de las Canteras de Las Palmas también suele haber concurso de cometas.

Cometas: por decir un nombre

Resulta muy curiosos que estos objetos se llamen de diferente manera según el lugar. En la zona de Levante se le llama abilucho a las cometas pequeñas, ; barrilete en la provincia de Cádiz; estel en Cataluña; o milorcha en Aragón; papaventos en Galicia  y sierpe en Asturias.

Haz un recorrido por todos estos lugares de nuestro país, ya sea en volando en cometa o con un billete de avión.