Cómo llegar del aeropuerto de Bilbao al centro de la ciudad

Por su belleza natural, su deliciosa gastronomía y la hospitalidad de su gente, el norte del país se posiciona como uno de los destinos preferidos por los españoles para pasar sus vacaciones.

Si tú también quieres disfrutar de él y ya has comprado tu vuelo a Bilbao para visitar el Museo Guggenheim y hacer una ruta por las hermosas playas del Cantábrico, aquí te decimos cómo llegar del aeropuerto de Bilbao al centro de la ciudad.

Cómo llegar del aeropuerto de Bilbao-Loiu al centro de la ciudad

Diseñada por Santiago Calatrava en forma de ave emprendiendo el vuelo, la terminal de “La Paloma” es una obra de arte en sí misma y una perfecta puerta de entrada a una de las regiones con más atractivos de nuestro país. Pero si queremos disfrutar de ellos tendremos que salvar los doce kilómetros que separan estas maravillas del centro de la ciudad. ¿Cómo? Muy sencillo.

El aeropuerto de Bilbao se encuentra en el municipio de Loui, a apenas 15 minutos de la ciudad por la carretera que atraviesa los Túneles de Artxanda. Si no dispones de coche propio, la lí­nea Bizkaibus 3247 parte cada treinta minutos del aeropuerto y realiza varias paradas hasta la estación de autobuses de Termibus, perfectamente comunicada con la red de Metro. El viaje tiene un precio de 1.30 euros y el servicio está disponible desde las 06:15 a las 24:00 horas. El día que debas abandonar la ciudad recuerda que los servicios desde Bilbao comienzan a las 05:25  y terminan a las 21:55

Si tu avión sale o llega a unas horas intempestivas y no tienes posibilidad de coger el transporte público, un taxi del aeropuerto al centro de la ciudad o viceversa puede costar unos 20 o 25 euros.

Dentro de poco el Aeropuerto de Bilbao-Loiu estará también comunicado por la línea 7 de Metro con la estación de Matiko. De momento tendremos que esperar.

Algunos datos del aeropuerto de Bilbao

El aeropuerto de Bilbao-Loiu es el más importante de la cornisa cantábrica, con un flujo de más de cuatro millones pasajeros al año debido en parte a unas conexiones internacionales que no paran de crecer.

La terminal de La Paloma fue diseñada por Calatrava en el año 1990 y sus obras terminaron en el año 2000. Además de por su moderno y elegante diseño, el edificio destaca por su funcionalidad capaz de soportar un enorme tránsito de pasajeros. Esto no impide que actualmente se estén realizando obras de ampliación para aumentar aún más la calidad de los servicios.