Consejos de viaje: ¿vale la pena contratar un seguro?

consejos_viaje
Existe una serie de aspectos que debemos tener cubiertos a la hora de planear un viaje de vacaciones. Estos pueden variar según el destino, pero en principio hay algunos básicos que no debemos descuidar, como por ejemplo verificar que los documentos legales para viajar se encuentran en vigencia, o averiguar si es necesario tramitar una visa si se trata de un país fuera de la Unión Europea. La lista puede ser muy larga, pero un aspecto que no se debe dejar de lado es la contratación de un seguro de viajes.

Bien sea por descuido o por no darle la suficiente importancia, muchas personas dejan de contratar un seguro, sin darse cuenta que de la contratación de este puede depender que el viaje tenga un feliz desenlace. Otros viajeros pueden gastar mucho dinero en un viaje pero al mismo tiempo son incapaces de invertir una cantidad mucho más pequeña en un seguro.

Las empresas de seguros actualmente disponen de una buena cantidad de tipos de seguros que están diseñados para cubrir todas las necesidades del viajero, que pueden incluir desde la cobertura médica básica hasta la indemnización por pérdida del equipaje. A continuación te señalamos algunos tipos de seguros disponibles en el mercado y que merece la pena contratar según el tipo de viaje que vayas a realizar.

Gastos por asistencia médica

Puedes contratar un seguro que cubra la asistencia médica en el país de destino en caso de cualquier eventualidad o accidente. El promedio de cobertura que se encuentra en el mercado fluctúa entre los 50.000€ y 100.000€, sin embargo conviene leer la letra pequeña ya que algunas aseguradoras estipulan que el asegurado debe pagar la factura en el destino y cobrar la indemnización de vuelta en España.

Anulación de viaje

Las variables que influyen en el desarrollo de un viaje son infinitas, e incluso pueden afectar el viaje antes que este haya comenzado. Desde cualquier imprevisto previo al viaje (emergencias familiares, desastres naturales) hasta un accidente, enfermedad o una simple indigestión en el destino, puede significar un cuantioso desembolso de dinero que en muchas ocasiones no disponemos. El importe que hayas asegurado se devolverá siempre y cuando la cancelación esté justificada.

Responsabilidad civil

Cubre los gastos legales y médicos generados por cualquier percance ocasionado en un accidente causado a terceros por culpa propia.

Robo o daños ocasionados al equipaje

Una maleta siempre es susceptible a perderse, sin embargo, dependiendo del destino es conveniente contratar un seguro por robos o desperfectos en el equipaje.
Después de conocer todas estas razones, estamos seguros que queda muy claro que si vale la pena contratar un seguro de viaje.