Consejos para cuidar vuestra salud en vacaciones

blogshalcon-vacaciones-consejosdesalud

La salud es lo más importante que tenemos, y cuando se está de viaje, aún más. Nadie quiere ponerse enfermo durante sus vacaciones, perdiendo días de las mismas y tiñendo de gris un viaje que debería ser inolvidable en el mejor de los sentidos.

Por eso, hoy os vamos a dar unos consejos para cuidar vuestra salud en vacaciones. Muy básicos, pero importantes a tener en cuenta si no queréis que ningún contratiempo arruine vuestro viaje.

  • Si vais a viajar a algún destino exótico, visitad el Centro de Vacunación Internacional antes de salir. Ellos podrán informaros mejor que nadie de las precauciones a tener en cuenta, así como si necesitáis alguna vacuna especial para ir más protegidos.
  • El seguro de viaje: imprescindible. Ante cualquier contratiempo, mejor tener bien cubiertas las espaldas para no tener que sumar gastos médicos (que en algunos países pueden alcanzar cifras desorbitadas) a los de vuestras vacaciones. El seguro de viaje no es un gasto, sino una inversión.
  • En caso se sufrir alguna enfermedad crónica, no olvidéis vuestros medicamentos así como alguna receta, por si se diese el caso de que tuvieseis que comprar más. Según qué destinos (y aeropuertos), llevar un informe médico con los detalles de vuestra enfermedad y el tratamiento que seguís es también aconsejable.
  • Un pequeño botiquín puede ser útil si viajáis con niños, tenéis tendencia al dolor de cabeza, la acidez de estómago o a haceros rozaduras en los pies, pero si no es así, llevarlo por llevarlo es una tontería. El botiquín pesa, ocupa espacio, y cualquier cosa que necesitéis podéis comprarla en cualquier parte del mundo, a veces por precios inferiores a los de vuestro propio país. Nuestro consejo es que llevéis solo lo imprescindible (un antidiarreico puede ser importante según el país que vayáis a visitar) y estéis seguros de utilizar, o en el caso de que vuestro destino sea realmente mucho más caro que vuestro país de origen.
  • La referencia a los pies en el punto anterior no ha sido puesta por casualidad. A menos que os hayáis decidido por unas vacaciones de sol y playa al completo, suponemos que en vuestro viaje vais a caminar bastante. ¡Nada de estrenar zapatos! Si os fatigáis, aprovechad cualquier ocasión para poner los pies en alto y descansar.
  • En lo que a salud se refiere, lo cierto es que casi todas las enfermedades y males entran por el estómago. Especialmente en los destinos más exóticos, prestad buena atención a todo lo que comáis, cuidadito con el picante y las especias, y no os llevéis nada a la boca si no sabéis su procedencia. Fundamental: bebed mucha agua (a ser posible, embotellada); cuando se están viendo cosas tan interesantes es fácil olvidarse de ello y deshidratarse.
  • Pero sobre todo, mantened una actitud positiva. En muchos casos, aunque haya una causa física evidente, los problemas de salud nacen de una preocupación o temor inicial. Tan solo aseguraos de llevar siempre el gorrito y la crema protectora con vosotros, repelente para insectos en caso necesario, ¡y a disfrutar vuestras vacaciones!