Consejos para reducir las esperas en los aeropuertos

Los largos tiempos de espera en los aeropuertos son uno de los grandes inconvenientes que nos encontramos a la hora de viajar. Si bien resulta inevitable enfrentarse a ello, viajeros expertos como el periodista Nick Trend han acumulado tras más de 20 años de experiencia en vuelos algunos consejos que pueden ayudarnos a reducir al mínimo estas pesadas esperas antes y después de subir al avión. ¿Quieres saber cómo?

1. Vuela desde un aeropuerto local

Una de las ventajas de volar desde un aeropuerto más pequeño, como el de Zaragoza, es que normalmente la afluencia de viajeros que mueven es menor y todo está mucho más cerca, por lo que los tiempos en todos los procedimientos se reducen notablemente.

2. El día y la hora son importantes

Cae por su propio peso que volando en fin de semana, festivos o justo al inicio o final de un periodo vacacional tenemos más posibilidades de coincidir con otros tantos millones de viajeros que no tienen más remedio que adaptar sus vacaciones a esos días. Si tenemos la posibilidad de elegir, los vuelos entre semana nos permitirán viajar con menos gente, y por ende, reducir las colas.

Además, según Nick el mejor momento para enfrentarse al aeropuerto es entre las diez de la mañana y las cuatro de la tarde, ya que la mayoría de los vuelos suelen salir y llegar al inicio y final del día.

3. Siéntate en la parte delantera del avión

Las vistas desde la ventanilla son muy bonitas, pero si el tiempo es oro para ti, trata de elegir un asiento en el pasillo y en la parte delantera del avión; de este modo serás de los primeros en salir de él.

De todas formas, cada aeropuerto y aerolínea tiene su propio sistema de desembarque. Como tip personal tras muchos años volando a Santander puedo decir que, en él, determinadas aerolíneas abren antes la puerta trasera de la aeronave, por lo que infórmate antes o toma nota para, la próxima vez, garantizarte el mejor sitio.

4. Utiliza pasaporte electrónico

Casi todos contamos con uno hoy día, pero si no es tu caso, infórmate sobre la posibilidad de cambiarlo. Generalmente las colas de inmigración en estos mostradores son mucho más rápidas; a menos, naturalmente, que tengas la mala suerte de estar tras alguien no familiarizado con el sistema que detenga la cola hasta dar con la forma de usarlo.

5. Viaja con equipaje de mano

Posiblemente el mejor consejo de todos. De esta forma no sólo evitararás esperas en la sala de recogida de equipajes, sino que también eliminarás el riesgo de las maletas perdidas. Eso por no mencionar lo bien que se viaja ligero de equipaje, ¿verdad?