Consejos para viajar con animales

Planificas el vuelo, el hotel, los lugares que vas a visitar…¿pero qué planes tienes para tu mascota?

Si eres de los que no  puede separarse ni un minuto de su mejor amigo, lo ideal es que te desplaces en tu coche particular. Además existen numerosos hoteles y hostales que permiten animales. Reservar en un apartamento es una buena opción ya que al ser más independientes no suelen poner tantos problema para llevar animales. Sin embargo, llamando al sitio donde vas o preguntarlo en tu agencia de viajes.

– Si tu mascota no lleva bien los traslados, pide al veterinario que le recete algún medicamento contra el mareo o un calmante para que vaya relajado.
– No olvides echar en la maleta la cartilla de vacunas y certificados veterinarios, además de llevarlos totalmente actualizados.
– Si sales al extranjero llama a la embajada del país ya que en algunos destinos se exigen ciertas vacunas
– Debes llevar a tu animal identificado
– Antes de salir de viaje al extranjero, infórmate sobre las normas que tienen allí con respecto a los animales de compañía.
– Cómprale un bonito transportador que se ajuste a las medidas de tu mascota.

Durante el camino: Los animales deberán viajar en la parte trasera del coche, con una correa especial, que a ellos además les sirve de cinturón de seguridad. En caso de que el animal sea muy grande, bastará con separarlo con una rejilla separando del resto de ocupantes. Si llevas un pájaro, te recomendamos que lo tapes con una sábana  con ventilación para que tenga el mismo ambiente que cuando es de noche y así se relaje. Además llévalo con una caja de cartón para que no manche.

Si has reservado un vuelo, infórmate de la normativa de la aerolínea.  Normalmente, si son animales pequeños viajarán contigo, sino en la bodega del avión con un transportín. Además de pagar un recargo en el billete. Intenta que el vuelo sea directo, para que tu gran amigo no lo pase mal.

Hay compañías de transporte que lleva a cualquier punto de España a tu animal de compañía en vehículos acondicionados y con control veterinario. En el caso de haber reservado en algún lugar donde no admitan animales, la primera solución que os recomendamos es dejarlo a alguien de confianza que ya le conozca para que sepas que estará bien cuidado.

Hay también muchos lugares de acogida donde los animales viven sus propias vacaciones (sí, a ellos también les gusta descansar algun día de sus dueños). Para elegir un buen centro lo primero que hay que hacer es visitar varios antes de escoger. Comprueba que  posea un recinto para la recreo de tu animal, y que las instalaciones sean impecables. Pregunta y habla con los cuidadores especializados del centro para quedarte tranquilo de que tu mascota se queda en buenas manos, además de que un veterinario los visite periódicamente. Si eliges esta opción, recuerda siempre dejar tu móvil y dirección por si acaso pasara algo y sea fácil contactar contigo.

Tienes infinidad de opciones para que disfrutes con tu animal de compañía en las vacaciones

A.Pizarro