Consejos para volar con bebés

viajar con niños

¿Hace poco que sois papás y queréis seguir viajando con vuestros hijos pequeños? No os preocupéis, vamos a daros unos consejos para volar bebés que os serán de mucha utilidad.

Volar con bebés o niños pequeños puede parecer algo fuera de lo común, pero es una práctica muy habitual. Lo más importante es que el pequeño se sienta lo más a gusto posible, así que los papás deberán actuar con las habituales dosis de paciencia y cariño. Da igual que sean trayectos cortos como en los vuelos Málaga-Barcelona o internacionales como vuelos Madrid-Miami, atentos a nuestros consejos.

¿A partir de qué edad puede volar un bebé?

Las normativas no fijan ninguna edad mínima para volar, no obstante si el bebé tiene menos de siete días, puede ser que algunas compañías aéreas te exijan una autorización del pediatra.

¿Pagan billete los menores de dos años?

Volar nunca es gratis. La mayoría de aerolíneas suelen cobrar un 10% de la tarifa que cuesta un billete de un adulto. Las tasas aéreas se pagarán siempre.

¿Dónde irá sentado el bebé?

Como no pagan billete de adulto, los niños menores de dos años no tienen derecho a asiento propio. Eso implica que viajan en los brazos o sobre las piernas de sus padres. Las medidas de seguridad son un poco distintas, ya que a los papás se os entregará un chaleco salvavidas y un cinturón especial para niños.

En vuelos de largo recorrido se puede pedir una cunita de viaje para que el bebé o el menor de dos años pueda descansar a gusto y tener un viaje mucho más llevadero.

¿Qué documentación necesito para subir al avión con el bebé?

Si eres ciudadano de la Unión Europea es suficiente con el Libro de Familia. Para otros destinos se requiere el DNI o el pasaporte.

¿Puedo subir la comida del bebé y sus enseres de higiene personal al avión?

Claro que sí, como equipaje de mano. Los aviones están dotados con microondas para calentar la comida de los pequeños y cambiadores por si hacen sus necesidades en pleno vuelo.

¿Y qué hago con el carrito del bebé?

Tienes dos opciones. La primera es facturarlo junto al resto de maletas. Os aconsejamos que vaya perfectamente embalado. En el aeropuerto de destino lo tendréis que recoger en la cinta de equipajes especiales.

La segunda opción es ir hasta la puerta de embarque con el carrito del bebé. Antes de acceder al avión tendréis que plegarlo y lo dejarán en las bodegas del aparato.

Imagen | Helena Yakusheva