Costa Cariboo Chilcotin: “una de vaqueros” en la Columbia Británica

Los paisajes de montaña escenarios de la fiebre del oro

Praderas interminables en la falda de grandes montañas nevadas, lagos espectaculares rodeados de bosques de pinos. Ese es el paisaje más puro que encontrarás en la Costa Cariboo Chilcotin, en la Columbia Británica de Canadá.

Halconviajes.com Canada

Lago Williams, en la Columbia Británica (Canadá). Foto: K.Muncie

En estas tierras se ha vivido desde tiempos inmemoriales de la pesca y el comercio de pieles. Y es que el ganado es aún hoy su actividad comercial principal: los rodeos y los ranchos abundan en ella y lo impregnan todo.

La historia tiene gran importancia en la región. La costa Cariboo y sus montañas fueron el escenario de la fiebre del Oro en tierras canadienses durante el siglo XIX. Se puede hacer la ruta del oro hoy y divisar unos paisajes verdaderamente espectaculares: el Gold Rush Trail.

La naturaleza en estado puro se puede disfrutar en todo el territorio, pero especialmente en lugares protegidos como el Parque nacional de Tweedsmuir. Lagos glaciares y un sinfín de posibilidades para disfrutar de la naturaleza que van desde el senderismo y avistamiento de paisajes hasta la escalada, acampada, kayak, pesca deportiva, canoas, ciclismo, hípica…

En las ciudades locales se han afincado una gran cantidad de artistas atraídos por los paisajes, y por ello, las galerías son bastante comunes. Welles  comenzó como un asentamiento minero en los años 30 del siglo pasado, y se considera la ciudad que acoge a quienes visitan Barkerville, típico pueblo minero, que hoy es un centro plenamente turístico huella de la fiebre del oro.

Imagina disfrutar de sus paisajes y atravesar ríos a lomos de un caballo y combinarlo con el relax que se ofrece en sus espacios hoteleros cercanos.  Este puede ser este ese viaje soñado, en conexión completa con la naturaleza, perdido en uno de los paisajes montañosos más bellos del mundo en Canadá.

Artículos relacionados