Costa Daurada: naturaleza litoral e interior

La Costa Daurada, en Tarragona, cuenta con 90 kilómetros de playas de arena fina y dorada que se suman a sus paisajes naturales, su arquitectura, pequeños pueblos con encanto y excelente gastronomía… de los que podemos disfrutar tanto en el litoral como en el interior de le región.

Os proponemos unos días disfrutando de este paraíso natural con alojamiento en Cambrils, Salou o La Pineda, localidades de playa muy cercanos a los  lugares que a continuación os invitamos a visitar en la Costa Daurada, hechos a medida de los amantes del turismo activo o del deporte al aire libre,  pero también de los que pretenden relajarse y contemplar paisajes.

Las mejores playas y calas de la Costa Daurada

A muchas de las playas de la Costa Daurada se llega a través de pinares, como es el caso de La Pineda. Pero además de esta y de las playas de Cambrils y Salou, con las ofertas que os proponemos, tenéis muy cerca otras que merece la pena visitar, como las de Torredembarra, un pueblo pesquero, en el que destaca la de Els  Muntanyans, repleta de dunas  y en mitad de un ecosistema apacible para disfrutar de un rato de tranquilidad.

Halconviajes.com Costa Daurada

Playa la Pineda

La Playa de Torn en L´Hospitalet de l´Infant, es una de las más famosas entre los naturistas que viven o visitan Cataluña. Su gran extensión de arena dorada está perfectamente conservada y custodiada por un pinar.

Precisamente siguiendo la ruta por la costa, encontraremos Playa Fonda, llamada también de Waikiki por su semejanza a las playas hawaianas. Se encuentra en el municipio de Altafulla y se llega por un sendero desde un pinar en un paseo de unos 15 minutos. Muy cerca de ella se sitúa la Cala de Roca Plana, uno de los secretos mejor escondidos de esta costa que nos recuerdas a las calas de las Baleares.

El municipio de Altafulla tiene además una estructura medieval y algunos edificios que aún se conservan, como el castillo de Tamarit, junto a la playa del mismo nombre y con unas vistas espectaculares.

Desde allí, y bordeando la costa hacia el Sur, se puede hacer la ruta (también a pie si os animáis con el senderismo) hacia la Punta de la Mora, una de las mejores playas del litoral.

Pasado Tarragona y hacia el delta del Ebro, y más allá de Salou, Cambrils y La Pineda, encontramos uno de los municipios con las mejores calas del litoral:   L´Almetlla de Mar es la puerta de entrada hacia las calas de L’Alguer, Pixavaques, Sant Jordi, Cala Forn y Calafató y también a la playa de Santes Creus.

Costa Daurada Halconviajes.com

Playa de Els Mutanyanys

Los espacios naturales de interior

Las playas no son los únicos paisajes naturales con los que maravillarse en la Costa Daurada.

Los bellos acantilados de la Sierra de Montsant, y su abundante fauna y flora, hacen de este Parque Natural al norte del Priorat, el más importante de Tarragona. Además, una buena cantidad de ermitas salpican su relieve, dotándole si cabe, de un mayor encanto paisajístico.

Halconviajes.com Costa Daurada

Sierra de Montsant

Otro templo, el Monasterio de Poblet -Patrimonio de la Humanidad-, es uno de los símbolos de esta sierra que lleva su nombre y que colinda por el sureste con las Montañas de Prades, formando un área natural maravillosa que se puede visitar fácilmente desde la costa Daurada.

El río más caudaloso de la Península Ibérica es el causante, en su desembocadura, del Parque Natural Delta del Ebro, un ecosistema que incluye río, mar, dunas, lagunas, bosque… y un importantísimo humedal en el que habitan muchas especies de aves (por lo que es un destino perfecto para su observación). Es también ideal para un turismo activo: paseos en barco, disfrutar de sus playas, ver sus arrozales y en especial de sus espectaculares atardeceres.

Como veis hay muchas opciones para disfrutar la cara más natural de la Costa Dorada y descubrir su lado más familiar, mediterráno y deportivo. Os lo ponemos más fácil con las ofertas de hoteles en Halconviajes.com.

Artículos relacionados