¿Cuáles son tus motivaciones para viajar?

A todos nos mueve algo por dentro y nuestro viaje, nuestra escapada, nuestra salida o nuestras vacaciones, son un reflejo de ello. Durante un vuelo, hay pongamos… 150 personas sentadas en el avión, cada una con un objetivo diferente en mente. Parece que todas están haciendo lo mismo, pero no… la razón por la cual decidieron tomar ese vuelo podrá parecerse, pero nunca será la misma. Vamos a ver qué se puede esconder en este micro universo. ¿Qué es lo que pueden estar buscando? ¿Cuáles son sus principales motivaciones para viajar?

Motivaciones para viajar

Descansar y desconectar: este es el verdadero premio, buscar un lugar donde sepas que vas a poder recogerte huyendo del ruido, del estrés, del tráfico, de la locura rutinaria de la gran ciudad, y parar en seco unos días. Buscar un sitio donde puedas relajarte, cuidarte un poco, disfrutar de la naturaleza, o de los servicios de un hotel o spa, donde puedas recuperarte. Aunque si eres de los que eligen playa… ya sabes que no vas a ser el único ¿y si te animas a probar una casa rural? ¿o un balneario? No solamente vivimos del sol y playa.

Cumplir un sueño: películas como El Lago Azul (The Blue Lagoon, 1980), rodada en Fiji, La Playa (The Beach, 2000) en Tailandia, o Desayuno con Diamantes (Breakfast at Tiffany’s, 1961) han hecho que muchos viajeros, parejas, cinéfilos y soñadores, han convertido los escenarios de estas películas, en destinos turísticos de primer orden. Aquí el premio, se lo lleva la ciudad de Nueva York, la más filmada en toda la historia del cine y con diferencia.

Uno de los últimos bombazos en cuanto a la popularización de destinos turísticos, ha venido de la mano de Juego de Tronos (Game of Thrones, HBO), que ha conseguido despertar el interés, por visitar los escenarios de esta serie, dándoles un nuevo protagonismo. Desde Islandia a Irlanda, Dubrovnik o Split en Croacia, pasando por Zafra (Guadalajara), Navarra, Sevilla, Girona o Almería aquí en España. Tocar ese sueño, también es posible, y muchas veces está más cerca de lo que pensamos.

Ir a nuestro lugar de confianza: una de las principales motivaciones para viajar para aquellos que buscan seguridad y comodidad. Ya sabes que un destino te gusta, porque lo conoces bien, o si tienes un hotel concreto preferido, al que te gusta ir todos los años a pasar unos días, ésta sería tu opción.

Prefieres elegir una apuesta segura para disfrutar de tu tiempo, algo que sabes de antemano que te va a funcionar, porque te sientes fidelizado, querido y bien acogido en ese lugar que para ti es de confianza. Es algo más que una reserva hotelera: es volver a donde sabes que mejor te van a tratar… y eso ¡no tiene precio!

Reunirse con la familia: El clásico entre los clásicos, porque lo nuestro siempre tira. Volver, siempre terminamos volviendo al lugar de donde somos para ver a los nuestros. La vuelta al hogar, a ver a nuestros padres, familia y amigos, siempre es y será un motivo de peso para cogernos al menos, unos días de vacaciones. La Navidad, una boda, o ir al pueblo a pasar unos días con los abuelos, son motivos que siempre están presentes. Y aunque la familia esté lejos, o muy lejos… a 10 horas de avión cruzando el Atlántico, también acabamos volviendo.

Conocer otras culturas: Gracias a la larga distancia y a los especialistas en Grandes Viajes, esto es posible. Y lo que, en una época anterior, era algo inalcanzable para muchos, hoy es posible: China, Australia, Rusia, Asia y Oriente son destinos que ya pueden encontrarse en los catálogos de viajes. Si bien unos pocos días no bastan, estos viajes requieren más planificación, inversión y tiempo. También pueden estar inspirados en nuestras creencias: el Turismo religioso y de peregrinaciones está en auge. Todos buscamos de una forma u otra, ese algo más…

Vivir nuevas experiencias: Para otros, elegir destino no es ya lo más importante, sino la búsqueda de la novedad o de una experiencia concreta, que les estimule a la aventura, es lo que les mueve a elegir por ejemplo: saltar en paracaídas, rafting, escalada, buceo, etc. Aunque no hace falta ir siempre disfrazado de geyperman, también movidos por la fama de fiestas locales como Los San Fermines, Las Fallas, la Fiesta del Orgullo LGBT o la cada vez más popular Tomatina de Buñol (Valencia). Y para los más sibaritas, el turismo gastronómico y enológico, en bodegas especializadas, son valores añadidos que hacen que viajar, no sea solamente disfrutar de una noche de hotel.

motivaciones para viajar

Trabajo: cómo no… De un lado para otro, con la sensación de vivir en un aeropuerto quizás, porque si te mueves mucho en avión, todos los aeropuertos te acaban pareciendo iguales ¿has tenido esa sensación alguna vez? Lo que más usarías si viajas por motivos profesionales: vuelo + hotel y coche de alquiler, el paquete clásico de quien, por trabajo, debe trasladarse con frecuencia y pasar unos días fuera. Si tienes que desplazarte a menudo por este motivo, te acabas volviendo fan de los hoteles urbanos, especialistas en acoger a este tipo de viajero, y al que saben que hay que ponérselo fácil: usuarios del wi-fi en la habitación, y no precisamente por ocio.

Aprovechar el tiempo que no has tenido antes: Aquí es donde mandan nuestros mayores, los que han estado toda la vida trabajando y ocupándose de nosotros como hijos. Por fin tienen tiempo, y por fin pueden disfrutarlo para ellos mismos. Se lo tienen bien ganado y se lo merecen: Rutas Culturales, no ya solo los clásicos viajes de autobús visitando lugares de interés, sino abiertos ya a Circuitos por Europa e incluso Cruceros para Mayores. Y es que el turismo de mayores también ha evolucionado, y no solamente quieren ir a Benidorm. Hay mucho mundo por ver.

Empezar de cero: Los más valientes de la sala, los que se atreven a dejarlo todo y emprender nuevos caminos en lo personal y en lo profesional. Cada vez son más, los que deciden dar este paso y dar un salto, fuera de la seguridad de una oficina, o de su lugar de siempre. ¿Has oído hablar de los Digital Nomad? Sería el mejor ejemplo: no es fácil, pero tampoco imposible.

Como puedes comprobar, motivaciones para viajar no faltan. Hay tantas como personas, y tan válidas para encontrar nuestro propio camino para ser felices ¿Cuáles son tus motivaciones?

Miguel Lázaro

Un ingeniero agrónomo cualquiera, que se perdió entre el mundo de los viajes y el de los datos. Bloguero políticamente incorrecto en personalidadyrelaciones.com desde 2007, y actualmente responsable del área CRM – Loyalty en Halcón Viajes

Artículos relacionados