Curiosidades culinarias del Caribe

Sabores y texturas exóticas que forman parte de viajar

Si hay una palabra que defina el Caribe, ésa es la de mezcla: mezcla cultural y racial, que también se encuentra en la gastronomía. A esto hay que añadir la diversidad de materias primas que da un territorio tan amplio y todos los frutos que se aprovechan en la cocina, algunos de ellos exentos en la cocina occidental. Independientemente de esto, la cocina caribeña y latinoamericana y sus materias primas han hecho importantes aportaciones a la gastronomía internacional y por eso, y porque la gastronomía es una parte fundamental de los viajes, dedicamos este artículo a conocer algunas curiosidades culinarias.

pitayas

Pitayas. Foto: Flickr/Sam Blackman

Si te animas a viajar al Caribe, en Trinidad y Tobago podrás probar uno de los platos más exóticos del mundo: hamburguesa de Tiburón. En la playa de Maracas, a una hora de la capital, sirven esta especialidad entre dos panes, como toda hamburguesa que se precie y con un toque especial: rodajas de piña, tomate, salsa picante y especias ¿Te atreverías a probarla?

Receta de tortuga

Receta de tortuga. Foto:pucallpa

Posiblemente te sorprendas más aún si te contamos que en Nicaragua se comen los  armadillos, las iguanas, y las boas. A pesar de que algunos de estos animales se encuentran en peligro de extinción se siguen sirviendo, pero nunca en restaurantes habituales u hoteles de Nicaragua. Otro plato que puede sorprender es la tortuga. En algunas regiones amazónicas de Brasil, en la época de inundaciones cuando el Gran Río lo cubre todo, la tierra no ofrece su fruto al hombre y los animales terrestres no están, la tortuga es el plato principal y prácticamente único para muchas familias de indígenas.

escamoles

Receta de escamoles. Foto: dFlickr/ jjewelz

Siguiendo la línea de animales “extraños” para la cocina, no podemos olvidarnos de los insectos. Con la excepción de Europa, y por raro que nos parezca, en el resto de continentes es habitual comerlos, esta dieta que incluye insectos se conocen como “entomofagia”. Oaxaca, en México, es famoso por ser un lugar donde se consumen más insectos, parece ser que son nutritivos y que los griegos y romanos los consumían. Prefieren las hormigas, gusanos de madroño, avispas comestibles o escamoles (larvas de hormiga consideradas una exquisitez).  Pero no es el único lugar. Bastantes países asiáticos son habituales consumidores de estos pequeños animales, aunque en América central y del Sur podrás probar, por ejemplo, saltamontes si viajas a Colombia o Uruguay.

carambolas

Carambolas. Foto: Flickr/ berenicegg

Otro componente principal en la dieta caribeña es la fruta. En nuestras grandes superficies comerciales se pueden encontrar, desde hace unos años, nuevas variedades impropias de nuestro clima, y que son muy consumidas en el Caribe. Algunas más raras, incluso para los propios caribeños se pueden encontrar en regiones selváticas: el yuplón o jobo, de Costa Rica; en Brasil, Colombia y Guatemala cultivan la carambola –una fruta ácida fácil de reconocer que cortada en rodajas tiene forma de estrella-;  la granadilla de Nicaragua poco tiene que ver con la granada que nosotros consumimos.

Algunos platos en el Caribe tienen un claro sentido simbólico y religioso. Es el caso del calalú, una sopa hecha con hojas de varios vegatales que dependiendo del país se acompaña de carne, pescado u otros ingredientes. En Cuba, es el alimento del dios del chango, del trueno, la virilidad, el amor y la música, mientras que en Haití, un país profundamente ritual, es consumido durante el velatorio de difuntos.

 C. González

Fuentes: suite101, viajeros4x4x4, historiacocina.com