De blanco y con pañuelo rojo: San Fermines 2011

Ya desde la Edad Media se celebraba en Pamplona  la fiesta de San Fermín. Tres eran los motivos: el acto religioso por el santo, las ferias comerciales y las corridas de toros, que ya daban desde el siglo XII.

Es curioso que en un principio, esta fiesta se hiciera el 10 de octubre, pero dado que siempre hacía mal tiempo, los pamplonenses la trasladaron al 7 de julio, día que coincidía con la feria, y de ahí, surgió los “Sanfermines” que duraban dos días con pregón, música, toros y teatro.

Pero sin duda, el impulso de su fama, viene ligada a la literatura. Ernest Hemingway visitó la ciudad y se quedó prendado de la fiesta, tanto que quedó plasmada en su novela: Fiesta (1926)

En este último siglo se han ido sumando más elementos de la fiesta, como el Riau-Riau, suspendido desde 1991, el Chupinazo, o el programa cultural.

Durante 10 días la fiesta gira en torno a los encierros. Surgieron por necesidad, ya que tenían que trasladar a los toros desde los extramuros de la ciudad a la plaza de toros. A las 8 de la mañana sueltan a las reses desde los corralillos de Santo Domingo  y corredores experimentados (y no tanto) echan a correr por las calles de la ciudad.

La tradición de los mozos es la de cantar al patrón el famoso himno y de esta manera les bendiga durante su carrera. El lanzamiento de los dos cohetes que le siguen indican la apertura de las puertas del corrarl donde sale la manada de toros con los cabestros en dirección a la plaza. El recorrido tiene 825 metros y tardean una media de 3 a 4 minutos en recorrerlo.

Más que toros: Los Sanfermines son algo más que encierros. Pamplona se llena de gente, el ambiente festivo inunda las calles y mucha gente puede ir a estas fiestas sin necesidad de ver un solo toro.El día 6 de julio se celebra un gran festival folklórico en la plaza de los Fueros. Aquí mismo durante varios días podrá disfrutar de una exhibición de deporte rural vasco.

En el Parque de la Media Luna hay representaciones de cultura vasca y en el Bosquecillo todos los días a las 20:30 horas de la tarde actúan grupos de baile y música de las casas regionales. En la Plaza de Conde Rodezno los niños pueden disfrutar de los espectáculos que se organizan para ellos. A los aficionados a los caballos les espera la Feria de Ganado que se celebra el día 7.

Por supuesto, la noche en San Fermín se vive intensamente y no parace la misma ciudad de día que de noche. Conciertos, fuegos artificiales  llenan y animan los rincones de las calles del centro de Pamplona.Podrá gustar más o menos esta fiesta, sobre todo con el tema tan controvertido entre taurinos y antitaurinos. Lo que no podemos negar es la tradición y la recaudación de dinero que aporta a la ciudad, famosa en el mundo entero.

A.Pizarro
Fuente: Turismo de Navarra