Delta Air Lines compra su propia refinería de petróleo

Cuando se trata de ahorrar costes, las estrategias de las grandes compañías no dejan de sorprendernos. En este caso es Delta Air Lines la que anuncia que ha comprado su propia refinería de petróleo por 150 millones de dólares; una acción que según sostiene le sale más rentable que seguir dependiendo de terceros para el abastecimiento de su flota.

Cantidades de dinero que a nuestros ojos parecen desorbitadas no son tanto para la que desde su fusión con  Northwest Airlines en 2008 ha sido considerada como la mayor aerolínea del mundo en tamaño de flota y volumen de pasajeros. El consejero delegado de Delta, Richard Anderson, aseguraba ayer en un comunicado que la inversión era “modesta, similar a la compra de un nuevo avión de fuselaje ancho”.

Según los responsables de Delta Air Lines, la compra de su propia refinería en Trainer, Pensilvania, les permitirá ahorrar unos 300 millones de dólares anuales en un momento en que el precio del combustible no para de crecer y representa entre el 25% y el 40% de los costes de una compañía aérea.

Claro que la inversión no está exenta de riesgos. Para Delta Air Lines no termina todo con la compra de la planta, sino que este movimiento deberá ir acompañado además de una importante inversión (de aproximadamente otros 100 millones de dólares) para mejorar la infraestructura de la refinería y dejarla en condiciones óptimas para la producción de combustible de aviación.

La compra de la planta de Trainer por Delta Air Lines está ahora mismo en los ojos de expertos y analistas de todo el mundo, quienes ven en ella una acción innovadora pero no exenta de riesgos, ya que el precio del combustible podría caer en el futuro.

Según las estimaciones de Delta la inversión debería rentabilizarse por si misma en poco más de un año. Si todo sale bien, a nadie se le escapa que este es un paso que puede ser imitado por otras compañías aéreas para reducir sus costes en combustible.

Un vídeo de seguridad con mucho éxito

No se trata de la primera vez que Delta Air Lines es noticia por innovar en algún campo. En 2008 la aerolínea lanzó un vídeo de seguridad a bordo que arrasó en la red siendo todo un viral mucho antes incluso de su emisión en los vuelos.

Esto que ahora que ahora nos parece más normal, cuando no son pocas las aerolíneas que se esfuerzan por hacer sus vídeos más amenos, en su momento fue todo un bombazo, para satisfacción sobre todo de los hombres, que veían un gran parecido entre la azafata principal y Angelina Jolie. ¿Alguien tiene la menor duda que cualquier vuelo se hace más corto con una auxiliar así? Y si un  vuelo transoceánico pasa volando… ¡nos plantamos de Sevilla a Las Palmas en un segundo!

Artículos relacionados