Descarga gratis el simulador de vuelos Microsoft Flight

Te imaginas ejercer de James Bond por unos momentos y pilotar el vuelo de Madrid a Tenerife en el que estás volando. Probablemente cuando intentes acceder a la cabina de los pilotos te lleves un buen rapapolvo de la azafata, así que mejor dejar estas fantasías para el salón de casa. ¿Cómo? Descargando gratis el célebre simulador de vuelos Microsoft Flight.

El Microsoft Flight Simulator se ha convertido por méritos propios en la serie de simuladores de vuelo más popular del mundo.

Aunque la compañía que fundí Bill Gates es célebre por su sistema operativo y su software, este simulador de vuelos es una de las franquicias más antiguas de la empresa.

De hecho, fue en 1977 cuando Bruce Artwick comenzó a desarrollar la primera versión de lo que luego sería el Flight Simulator.

No obstante, no fue hasta 1982 cuando se comercializó este simulador de vuelos con el nombre de Microsoft Flight Simulator 1.00.

El simulador de vuelos ofrece situaciones muy similares a las que se puede encontrar un piloto de un vuelo comercial. Los jugadores deben escoger uno de los numerosos aviones disponibles y surcar los cielos de los lugares más increíbles del mundo. El piloto podrá subirse a los mandos de entre una gran selección de aeronaves, desde aviones históricos a personales de última generación.

El objetivo del simulador de vuelos es ir ganando puntos de experiencia para que el piloto se vaya labrando una carrera a través de las distintas actividades disponibles en Microsoft Flight.

Con las primeras misiones, el jugador aprenderá los fundamentos del vuelo y las mecánicas del juego. Una vez dominados estos aspectos, irá encontrando desafíos cada vez mayores, conforme vaya progresando.

El desarrollo de este videojuego por parte de Microsoft lo ha convertido en una referencia ineludible en el sector de la aviación civil simulada doméstica. No obstante y pese a comentarse que es usado incluso por pilotos reales, no ha obtenido ningún certificado de la FAA ni ha sido autorizado para su uso, al contrario, por ejemplo, que su inmediato competidor X-Plane.

Quizás a aquellos que estén acostumbrados a los videojuegos de última generación este simulador de vuelos les pueda parecer algo obsoleto. Sin embargo es una de las sagas más prestigiosas y más antiguas del mundo.

En este sentido os animo a que os descarguéis el Microsoft Flight y comprobéis, de primera mano, la sensaciones con las que se encuentra cada día un piloto de un vuelo a Canarias, por ejemplo.