¿Día de todos los Santos o Halloween?

halloween
Esta noche comienza la celebración de una fiesta que se viene celebrando desde tiempos remotos. El Día de todos los Santos es una tradición de origen católico, en donde se honra a los muertos y difuntos, pero donde también hay cabida para la alegría y por supuesto donde no falta una buena comida. ¿Te animas a unas vacaciones en alguna región de España para celebrar este día especial?

Cada región de España celebra esta fiesta a su manera, sin embargo hay varios aspectos que se mantienen comunes y que sin importar la geografía se cumplen a rajatabla. Estas incluyen visitar a los familiares que ya no están, rezar por ellos y dejar una ofrenda de flores. Pero si hablamos de gastronomía, hay un fruto que es el elemento central de esta fiesta y no puede faltar en cualquier mesa del Día de todos los Santos: la castaña.

A continuación te invitamos a hacer un paseo para conocer con nombres propios como se celebra este día en algunas regiones del país. En Cataluña se conoce como “Tots Sants”, aunque también se le llama cariñosamente “La Castanyada”, ya os imagináis por qué. En una castanyada no faltan panellets, boniatos y por supuesto castañas acompañadas de moscatel. A lo largo de Cantabria y Galicia se le conoce como “Magosto”, y una gran tradición son las gaitas y los bailes alrededor del fuego donde se asan las castañas.

El País Vasco se suelen cambiar las patatas por castañas en la cena tradicional de la víspera de la fiesta, mientras que en Asturias se celebra el “Amagüestu” bebiendo sidra de manzana. Por último tenemos “La Tostona”, nombre que se le da en Andalucía y Murcia donde abundan los buñuelos de viento, la calabaza horneada y los huesos de santo. Si dónde estás la fiesta se llama “Calbote”, probablemente te halles en algún pueblo de Extremadura, Salamanca o Ávila.

Por otro lado, existe otra tradición relativamente nueva que cada vez cobra más adeptos en nuestro país, y que se celebra el mismo día. “Halloween” probablemente ya sea un nombre conocido por todos, aunque quizás no lo sea tanto su procedencia.

El nombre proviene de la expresión en inglés de la víspera de todos los santos (All Hallows’ Eve) y es una tradición celta llevada por los irlandeses que llegaron al nuevo mundo. Se deriva de la festividad del Samhain o la muerte del verano, y en la creencia que con la llegada del frío, el mundo de los vivos se unía temporalmente con el de los muertos, y algún espíritu maligno siempre podía colarse. Por esta razón colocaban calabazas con expresiones diabólicas para ahuyentarlos.

Según una famosa leyenda, Jack O’ Lantern era uno de estos espíritus perdidos que vagaba por pueblos y calles en la víspera de todos los santos y tocaba en las puertas de las casas pidiendo “truco o trato”. Si no se complacía al malvado Jack, este podía maldecir a la familia e incluso a todo el pueblo. De allí proviene la tradición anglosajona de disfrazarse e ir de puerta en puerta pidiendo truco o trato, lo que se traduciría como “dulce o travesura”. Ahora que ya las conoces ¿Cuál de las dos fiestas te gusta más?