Disfruta de un día mágico en París

2150848285_eebb905504_z

Los hoteles de Disneyland Paris tienen una amplia oferta de viajes a París para que puedas disfrutar de la experiencia de visitar la ciudad del amor. Si eres huésped de un hotel Disney, puedes elegir tanto visitas guiadas aptas para mayores y niños como que te ofrezcan sólo la tarjeta de transporte para ir a tu aire.  ¿Te apetece saber más?

Hay cuatro paquetes de viaje disponibles entre los que elegir. El primero se trata de una excursión en autobús en el que recorrer toda la ciudad, de salida por la mañana y regreso por la tarde-noche. También consta de un crucero por el Sena con audioguía individual, e incluso la subida al segundo piso de la torre Eiffel. Pero que no se preocupen los niños: todo el viaje está hecho con comentarios divertidos y didácticos para hacer más ameno el viaje a los más pequeños.

Otra oferta de viaje, llamada “lo esencial de París“, incluye exactamente eso:  el viaje de ida y vuelta en el autobús Disneyland Paris Express, con el mismo horario que la oferta anterior, una visita de casi dos horas por París en autobús y cuatro horas de tiempo libre, para que vayas a donde quieras sin ningún problema. Así, además de los más de cuarenta monumentos parisinos que verás en el autobús, podrás darte una vuelta por tu cuenta para descubrir la más fina gastronomía parisina, o para irte de compras, o para pasear sin más por el centro de la capital francesa.

¿No es suficiente libertad? No te preocupes. Tienes la opción de pedir el viaje de “París a tu aire“. En este paquete se te proporciona sólo una tarjeta de transporte “Paris Visite” RATP para que te muevas libremente:  metro, RER y autobús urbano vienen incluidos en los servicios de esta tarjeta. Además, por si tienes ganas, en el paquete se añaden una visita al Museo del Louvre con entrada preferente y un ticket para el crucero por el Sena con audioguía. Si necesitas alguna ayuda para planificarte o saber cómo moverte, en tu hotel te darán toda la información necesaria.

Por último, nos queda visitar París por la noche, que es básicamente pasear y descubrir los secretos que París oculta bajo la Luna. El autobús hace el trayecto de ida y vuelta al hotel y recorre toda la ciudad para que podamos admirar la maravillosa iluminación de la ciudad del amor, más unos minutos de visita a la Torre Eiffel para que se pueda admirar en todo su esplendor. Una azafata os acompaña en todo momento para explicar todo lo necesario.

Artículos relacionados