Disneyland® Paris nos brinda el placer de conducir en Autopia

autopia
A todos nos gusta conducir, especialmente si se trata de un Astrocoupé 9000, un coche retro de toques futuristas. Pero un momento, ¿en qué época estamos? Corren los años 50 y la atracción de Disneyland® Paris, Autopia, nos invita a conducir un coche en el mundo del futuro. ¡Ven a descubrir esta atracción mítica del mundo Disney!

Autopia fue una de las primeras atracciones que abrió en Disneyland California en 1955, representando una visión de lo que serían las futuras autopistas y el mundo de la conducción, y cada uno de los cinco parques Disney tiene su propia versión con algunas modificaciones.

La atracción en Disneyland® Paris se encuentra en Discoveryland y es una oportunidad perfecta para sentarse al volante y pisar el acelerador. Su funcionamiento es muy simple, cada Astrocoupé 9000 tiene lugar para dos personas, y si subes con tu hijo o hija, creo que ya está bastante claro quién se sentará en el puesto del conductor.

Padres, no os preocupéis por vuestra seguridad, los coches de Autopia, a pesar que están propulsados por motores a gasolina, no pueden circular libremente por el circuito, ya que cada coche está unido a un riel que lleva una trayectoria establecida, así que solo tenéis que preocuparos por mantener una distancia prudente al coche que tenéis delante, y si chocáis tampoco hay ningún problema, ¡el Astrocoupé 9000 lo resiste todo!

Los diseñadores de Autopia buscaban un concepto que luciera futurista pero que al mismo tiempo se mantuviese vigente en el tiempo, es por eso que miraron al pasado, inspirándose en la atracción original que cargaba fuertes reminiscencias de los sueños de ciencia ficción de los años 30. Todo el circuito respira Art Decó por los cuatro costados, desde el diseño de los coloridos coches hasta la apariencia de los anuncios que se ven en la vía. Desde luego la visión de la montaña rusa Space Mountain: Mission 2, inspirada en Julio Verne, no desentona en absoluto.

Esta atracción suele tener un tiempo de espera bastante largo dependiendo de la temporada, así que es recomendable hacer una visita temprana y seguramente habrá menos afluencia de personas. El recorrido dura 4 minutos y está dirigido a niños de entre 3 y 10 años, aunque todas las atracciones de Disneyland® Paris pueden ser disfrutadas a cualquier edad. La altura mínima para subirse es de 0,81m y el conductor debe medir al menos 1,32 m.