Drukair, la aerolínea de Bhután sólo tiene 3 aviones

Seguimos con nuestra particular búsqueda para encontrar las aerolíneas más peculiares del mundo. Hay vida más allá del puente aéreo y de los vuelos de Madrid a Barcelona.

Si el otro día os hablábamos de Air Inuit, la aerolínea de los esquimales de Quebec, hoy es el turno de uno de los países más misteriosos y fascinantes del mundo. Estoy hablando del Reino de Bhután o Bután.

Se trata del único reino budista libre que queda en el Himalaya y, como no podía ser de otra manera, también tiene su propia aerolínea. Se llama Drukair y su flota sólo dispone de tres aviones (2 A319 y un ATR 42-500).

Drukair, cuyo lema es «En las alas del dragón», fue fundada en 1981 para contribuir al desarrollo socio-económico del Reino de Bhután.

Su base es el Aeropuerto Internacional de Paro en Bhután y en la actualidad vuela hasta nueve ciudades, incluyendo butanesas, pero también a destinos internacionales como India, Nepal o Tailandia.

Bhután es uno de los destinos turísticos más exclusivos y codiciados, ya que abrió sus puertas al mundo exterior hace sólo cuatro décadas. Como se trataba de un país sin salida al mar y ubicado en la cordillera del Himalaya surgió la necesidad de abrir los cielos.

Ahí nació Drukair, una compañía aérea que inició sus operaciones el 11 de febrero de 1983 con un vuelo entre la ciudad de Paro, ubicada al oeste de Bután, y Thimphu la capital del país situada a 65 kilómetros. El primer vuelo de Drukair se llevó a cabo con un Dornier 228-200 de tan sólo 18 asientos.

En aquel momento, Paro simplemente disponía de una pista de aterrizaje para helicópteros y fueron necesarias muchas obras para adaptar la pista a las nuevas necesidades aéreas del país. Además, la imagen fue muy pintoresca, ya que en la pista esperaban monjes budistas ataviados con sus coloridas túnicas y que bendijeron el avión y el aeropuerto con sus cantos y oraciones.

Unos años más tarde, la pista del aeropuerto de Paro se amplió a una longitud de 2.000 metros para dar cabida a aeronaves más pesadas.

Hoy en día, la flota de Drukkair cuenta con dos Airbus 319 que operan en seis destinos internacionales. Mientras el país va abriéndose paulatinamente al turismo, Drukair sigue trabajando para ofrecer un servicio impecable y una imagen muy especial de Bhután. De hecho, la mayoría de los pasajeros echan el primer vistazo de Bhután a bordo de los aviones de Drukair.