El árbol de Navidad del Rockefeller Center, un clásco de Nueva York


Nueva York es una hermosa ciudad para vivir el espíritu navideño. Sus luces, su decoración y sus rascacielos vestidos de fiesta hacen de la blanca Navidad en la Gran Manzana, un viaje muy especial.

Pues podría decirse que la temporada navideña en esta ciudad da comienzo el día en el que se enciende el gigantesco árbol del Rockefeller Center. Conocida como la Christmas Tree Lighting Ceremony y en la que una multitud de personas se acercan al lugar para participar de este evento que se lleva adelante desde hace ya 80 años.

De este modo, el árbol de más de 20 metros de alto se coloca en la plaza del Rockefeller Center. Pero no se trata de un árbol cualquiera, sino de uno elegido por el director de jardinería del complejo, un Picea Abies que se decora con mucho detalle.

Alrededor de 30.000 luces de LED unidas por 8 kilómetros de cable eléctrico y, en la parte superior, una estrella de cristal de Swarovski de tres metros de diámetro que le aportan brillo y lujo.

Así, la ceremonia de encendido se lleva adelante, tradicionalmente, una semana después del Día de Acción de Gracias y, una vez que el árbol se ha iluminado, el mismo podrá apreciarse así todos los días desde las 5:30 hasta las 23:30 de la noche, excepto el día de Navidad y Año Nuevo. Pues en Navidad, permanecerá encendido durante las 24 horas y, el fin de año, desde las 5:30 hasta las 21.

Cabe destacar que aquellos que se acerquen a Nueva York durante las fiestas podrán disfrutar de este clásico, luminoso e impactante espectáculo hasta el 7 de enero del próximo año, cuando el árbol se apague hasta la Navidad de 2013.

Artículos relacionados