El Bastión de los Pescadores de Budapest

El balcón más privilediado de la capital húngara

Con sus 7 torres, el Bastión de los Pescadores de Budapest, representa a las 7 tribus magiares que se establecieron en la ciudad en el siglo IX: Los Nyék, Megyer, Kürt-gyarmat, Tarján, Jenő, Kér, Keszi, formaron una confederación llamada Hétmagyar que hoy conocemos por Hungría.

Halconviajes.com Budapest

Desde el Bastión de los Pescadores

Desde esta terraza de estilo neogótico y neorrománico, situada en la orilla Oeste del Danubio, se pueden apreciar las mejores vistas de toda la ciudad: el Parlamento y todo el barrio de Pest. Y en sus inmediaciones se pueden visitar el Castillo, el Palacio y la Iglesia llamativa y colorida cúpula de la iglesia de San Esteban

El lugar está plagado de imágenes, relieves y estatuas que representan los hitos del país, y a sus protagonistas (también a los mitológicos), entre todos destaca la estatua ecuestre en bronce de Esteban I, custodiada por 4 leones. Junto a ella es habitual encontrase a un hombre ataviado con un traje de soldado medieval con un halcón domesticado.

La obra de Frigyes Schulek comenzó a construirse en 1895 y se finalizó en 1902. Se dice que el nombre (Halászbástya en Magiar) le llega del hecho de que muy cerca del lugar de construcción había un mercado de pescado en el que reunían los pescadores, quienes tenían la función de proteger la ciudad desde esa parte del complejo amurallado del Castillo de Buda. Desde las alturas, los pescadores eran capaz de controlar las aguas del Danubio para evitar cualquier invasión.

Hoy en día, su función es bien distinta. Quien sube allí no estará alerta si no más bien maravillado de las vistas panorámicas espectaculares, especialmente al atardecer, un magnífico momento para sacar la cámara. Muy cerca, podéis continuar vuestra visita por Budapest visitando el Castillo de Buda y la iglesia de San Matías.