El curioso caso del Castillo de Kelburn

Arquitectura del x. XVIII + Graffiti= Castillo de Kelburn

Escocia, tierra de castillos. Pero ninguno como éste. La que fuera residencia de los Condes de Glasgow es hoy una construcción que lejos de evocarnos al Medievo y al misterio, se presenta con una colorida fachada que ha dado un giro de 180 grados al estilo más sobrio de este tipo de construcciones anglosajonas.

Halconviajes.com Escocia

Kelburn Castle, en Escocia. Foto.  Chris Townsend

La primera edificación es del siglo XIII y la mandó construir la familia Boyle, que poseía las tierras desde al siglo anterior. David Boyle, primer conde de Glasgow, poco imaginaba cómo sería su propiedad unos siglos después. Un enorme graffiti decora la fachada, fruto de un proyecto de 4 grafiteros brasileños que se pusieron manos a la obra con el encargo del actual conde de Glasgow.

Pero el proyecto no podrá verse durante muchos años, y es que la aprobación de este graffiti  fue posible por un único motivo: los expertos concluyeron que la fachada habría de ser remodelada por completo, y por lo tanto la actual será derrumbada y sustituida en unos años. Los hijos del Earl David Boyle, título equivalente al de conde, fueron los que sugirieron el proyecto, que tras ser aprobado por el padre y más tarde por la Historic Scotland del gobierno escocés, pudo comenzarse en el año 2007 y llegó a ser incluso televisado por le BBC en el popular programa The Culture Show.

Aunque habría de ser derribada en 2011, la obre sigue en pie por la petición de conservación del conde, que alega la popularidad del lugar y la gran cantidad de visitas. Como no sabemos si durará mucho tiempo, te recomendamos visitarlo próximamente en un viaje por Escocia, donde por supuesto, encontrarás muchas otras cosas que ver.