El Desierto de los Pináculos

Las columnas naturales de Nambung en Australia

Para ver un paisaje prácticamente extraterrestre no tenemos que salir de la estratosfera. Eso sí, hay que recorrer medio planeta para llegar a The Pinnacles, unas curiosas formaciones geológicas situadas en el Parque Nacional de Nambung, Australia.

Halconviajes.com AustraliaPara muchos australianos, este territorio era desconocido hasta la década de los 60,  cuando el área se adhirió al Parque Nacional. A la vista el paisaje se compone de monolitos  en un paisaje marciano y amarillo intenso, pero abajo hay mucho más. Las rocas verticales se encuentran enterradas en la arena de las dunas, de modo que lo que vemos es una pequeña y afilada parte que emerge a la superficie.

Pero ¿cómo se originaron estas columnas?  Están formadas por roca caliza, compuesta a su vez por pequeñas partículas de moluscos y seres marinos con miles de años que se juntaron aplastados por la lluvia en el fondo de las dunas. Después el viento hizo el resto y se fue llevando las partículas más ligeras y menos compactas dejando emerger los puntiagudos bloques. El paisaje se repite a lo largo de 26 km cercanos a la costa. Algunas de las columnas miden hasta 7 metros, pero la mayoría ronda los 3.

Aunque no lo pueda parecer a simple vista, el Desierto de los Pináculos tiene una diversa fauna con mucha actividad a partir de la puesta de sol, un momento único para ver el paisaje, al igual que el amanecer.

 Este sorprendente lugar recibe casi 250 .000 visitantes al año, especialmente en la Primavera austral, que tiene lugar de agosto a octubre. La localidad más cercana es la pequeña Cervantes, al oeste del país, que fue colonia española y debe su nombra al escritor de Don Quijote de La Mancha.