El hotel Santa Fe de Disneyland® Paris

blogshalcon-disney-hotel-santafe

A lo largo de los últimos meses os hemos contando con pelos y señales todas las ventajas de los fabulosos hoteles Disney, para que  cuando viajéis a Disneyland® Paris no tengáis ninguna duda de qué alojamiento elegir. ¿Todos? ¡No! Nos falta uno: el Hotel Santa Fe. Leed atentamente porque, si ya creíais tener claro dónde dormir en vuestro viaje al mundo Disney, puede que lo que os vamos a contar siembre nuevamente la indecisión en vosotros.

Y es que el hotel Santa Fe, como cada uno de  los hoteles Disney, no puede ser más sugerente. Lo cierto es que son todos tan originales y diferentes entre sí, que dan ganas de viajar siete veces seguidas a Disneyland Paris para probarlos todos. ¿Por qué no?

Pero centrémonos en el Santa Fe, un pintoresco hotel con un ambiente capaz de introduciros en el Nuevo México y los paisajes del suroeste americano que flanquean la mítica Ruta 66 nada más poner un pie en él.

El hotel Santa Fe es el refugio ideal para aquellas familias con ganas simplemente de pasarlo bien. Sin grandes lujos ni estridencias, pero con todas las comodidades para que os sintáis en vuestra propia casa, en el Santa Fe la buena onda es instantánea, y os faltará tiempo para ir corriendo al bar Río Grande a tomar unos “tragos” escuchando buena música. Mientras tanto, los niños no dejarán de divertirse en las zonas especialmente habilitadas para ellos o encontrándose con los personajes Disney.

Para comer, ningún lugar mejor que la Cantina, decorada en un estilo típicamente mexicano y con un amplio y surtido bufé libre donde podréis saborear desde deliciosas especialidades Tex-Mex a platos internacionales para todos los gustos.

En cuanto a las habitaciones, son alegres y coloridas, con dos amplias camas de matrimonio para que descanséis estupendamente. Un pequeño consejo: solicitad aquellas renovadas con la temática de la película Cars, a los peques les encantará.

Pero lo mejor de este hotel es sin duda su precio, al alcance de todos los bolsillos. Así, ¡el dinero que os ahorráis podréis gastarlo en recuerdos de vuestra visita a Disneyland Paris!