El Hotel Sobre Ruedas del circo Raluy

Hotel Sobre Ruedas circo Raluy

Uno de los aspectos más estrechamente ligados al mundo del circo es su carácter ambulante, su continuo viajar de un sitio a otro para ofrecer funciones en la mayor cantidad de poblaciones dejando en ellas parte de su magia. Por eso no es de extrañar que un circo tan innovador y original como el Raluy haya sido el primero en lanzar la idea de convertir uno de sus carromatos en un alojamiento para aficionados: el Hotel sobre ruedas.

Luis Raluy, francés de nacimiento pero de familia española, creó en los años setenta el circo Ringland, completando así una trayectoria que había empezado décadas atrás como artista en un espectáculo de este tipo. Pero los tiempos cambiaban y había que adaptarse. Su afición a coleccionar y restaurar antiguos carromatos circenses, algunos auténticas piezas de museo del siglo XIX, combinada con las nuevas concepciones sobre no utilizar animales, le llevaron a crear el Circo Museo Raluy.

Se trata de un circo clásico parecido a una sala de teatro, con butacas de terciopelo rojo, pinturas al fresco y molduras doradas, pero itinerante. Y no se limita a las representaciones sino que incorpora también una serie de actividades como la organización de eventos en un ambiente tan especial como ése: convenciones, concursos, conferencias y cenas-espectáculo.

Carromato y ensayos

Pero la gran novedad desde 2010 es poder alojarse en un auténtico carromato para vivir desde dentro el fabuloso mundo circense y contemplar, incluso compartir, el día a día de los artistas. El carromato fue construido en 1939 pero ha sido sometido a una restauración para dotarlo de todas las comodidades de un establecimiento hotelero a la vez que se mantiene su aspecto tradicional exterior.

Porque, al igual que los hoteles al uso, cuenta con cama doble más otras dos suplementarias, sala de estar con TV, baño completo y minibar. Además está climatizado, con aire acondicionado y calefacción. Pero lo más atractivo, quizá, es que los huéspedes no sólo tienen entrada libre a las funciones sino que pueden formar parte activa de la rutina circense, participando en algunos ensayos o atendiendo al público como un miembro más de la troupe. Una forma de hacer realidad lo que para muchos siempre fue el sueño de su vida.

El precio por noche en cama doble es de 200 euros. Si se necesita cama supletoria son 50 euros más. Para poder reservar hay que entrar en el apartado correspondiente de la web oficial del Raluy y tener en cuenta su itinerario por España. Este 2012 representan un espectáculo llamado Generacions.