El origen de algunas lenguas

 

Casi todas las palabras que utilizamos hoy en día provienen de formas que ya utilizaron nuestros antepasados y que han ido evolucionando según muchas cuestiones que nada tienen que ver con el lenguaje, como la política, la historia o la geografía. Algunas lenguas son tan antiguas que es difícil datarlas, mientras que otras, como el hebreo, habían quedado en desuso y han sido recuperadas por la historia para adaptarlas a la actualidad. Cada una de ellas tiene algo especial.

mujer con ordenador

Historia y lenguas

1- Hebreo

El hebreo había dejado de hablarse en el siglo IV y se utilizaba únicamente con propósitos académicos o lenguaje litúrgico (aquel utilizado en las ceremonias). Sin embargo, fue recuperada en el siglo XIX, a raíz del sionismo, convirtiéndose en la lengua oficial de Israel.

Si esto ha sido así es gracias, en parte, al trabajo de Eliezer ben Yehuda, un lexicógrafo que, basándose en los textos bíblicos y la gramática establecida en el pasado, comenzó a dar significado a algunas palabras existentes y a crear otras muchas nuevas que habían surgido con la modernidad (como tren, bicicleta o periódico).

A través de un periódico de su autoría, en 1884 Yehuda introdujo un nuevo catálogo de palabras y se dice que dedicó hasta 17 horas diarias a la elaboración del diccionario.

En un principio el hebreo no contó con mucha aceptación, pero los nuevos inmigrantes que llegaron a Israel desde Europa Oriental en los años noventa acogieron esta lengua con fascinación. Cuando se estableció el Estado de Israel en 1948, 26 años después de la muerte de Yehuda, el hebreo era la lengua única del 56% de la población. La elaboración del Diccionario Histórico del Hebreo continúa en curso ampliando su vocabulario día a día.

2- Euskera

El vasco o euskera es un caso atípico y ni siquiera se sabe de dónde proviene. Se considera una lengua aislada, es uno de los pocos idiomas hablados a día de hoy en Europa que no desciende del tronco Indoeuropeo (como el húngaro, finés, georgiano, matés y turco) y el único de Europa Occidental.

Aunque hay muchas hipótesis sobre el origen del euskera, ninguna de ellas presenta un fundamento sólido. La teoría que ha adquirido más peso establece un parentesco con las lenguas caucásicas debido a la pluralidad en la persona de los verbos o el uso de algunas palabras del sector agrícola.

En 1920 se señalaron también similitudes con el finougrio, el tronco de las lenguas no indoeuropeas de donde proviene el húngaro o el finlandés. Pero otros lingüistas no están de acuerdo y dicen que podría tener relación con las lenguas camíticas de África, o incluso con los idiomas uralo-altaicos de Siberia y Asia Central. Las dudas persisten.

3- Tamil

Esta lengua, hablada hoy día por unos 70 millones de personas, es reconocida como lengua oficial en el estado indio de Tamil Nadu y en el noroeste de Sri Lanka y es el único idioma clásico que ha conseguido sobrevivir hasta el mundo moderno. Cuenta también con un gran número de hablantes en Malasia, Vietnam, Singapur (donde es una de las lenguas oficiales del país), la isla africana de Zanzíbar y algunas ciudades europeas como Londres.

Los orígenes de esta lengua no son bien conocidos. Se sabe que se desarrolló y floreció en India como una lengua independiente con una rica literatura. No obstante, muchos trabajos literarios indios fueron preservados en manuscrito o a través de la transmisión oral y es imposible datarlos. Según las evidencias, el trabajo más antiguo conocido fue realizado probablemente entre el siglo II a.c y el X d.c.

3- Gaélico irlandés

En Irlanda se hablan dos lenguas oficiales: el inglés y el irlandés, que a pesar de que únicamente se habla como lengua nativa por un pequeño número de personas, presenta una larga historia: es miembro de la rama celta de lenguas indoeuropeas y ya existía antes de la conquista inglesa que tuvo lugar en la Edad Media.

La lengua ha conseguido sobrevivir y, además de ser oficial junto al inglés, en 2007 pasó a ser una lengua de trabajo oficial en la Unión Europea, aunque una excepción estipula que no todos los documentos deben ser traducidos al irlandés, como es el caso de los demás idiomas oficiales.

A día de hoy, el irlandés es el único idioma oficial de la Unión que no es la lengua más hablada en ningún Estado miembro. De acuerdo con las cifras del censo de 2006 de Irlanda, hay 1,66 millones de personas con alguna capacidad de hablar irlandés en en el país entre una población total de 4,24 millones, pero la mayoría de irlandeses comprenden la lengua y se enseña en escuelas públicas y medios de comunicación.

 

Ana Salvá

Responsable de contenidos de Halcón Viajes. Periodista y reportera nómada.

Related Post