En el Transiberiano con El Arquitecto Viajero

El Transiberiano. Ese viaje en tren hacia un territorio desconocido. Una gran aventura sobre raíles que emprendió Ricardo Ramírez Gisbert, arquitecto de profesión, viajero de corazón que cuenta sus andanzas en El Arquitecto Viajero, un magnífico blog de viajes.
Moscú Halconviajes.com

Ricardo Ramírez, en la Plaza Roja de Moscú

¿Con qué viaje te quedas de todos los que has hecho y por qué?

Si tengo que quedarme con alguno, definitivamente sería el Transiberiano. El por qué es sencillo, ningún viaje me hadejado tantas anécdotas, enseñanzas y el haber podido ver tanto en tan poco tiempo. Fueron muchos kilómetros recorridos en tan sólo tres semanas, en donde pudimos ver 3 países muy diferentes entre sí y donde el verdadero reto era la adaptación continúa y superar las diferencias culturales. Comenzamos el trayecto por Rusia y cuando ya pensabas que te estabas acostumbrando al idioma y a la moneda, de pronto ya estábamos en Mongolia y era comenzar todo el proceso de nuevo. Sin embargo, esta adaptación constante es una de las cosas más enriquecedoras que creo que se pueda experimentar viajando, salir un poco de la zona de confort y tener que lidiar con un montón de situaciones que al final te expanden enormemente la mente, te proporcionan una gran dosis de humildad y una pequeña pizca de conocimiento sobre otras culturas.

Halconviajes.com Transiberiano

El Transiberiano. Foto: Ricardo Ramírez

¿Cuándo, con quién y cómo llegaste?

Este viaje lo hice con Flavia Gattini, Claudio Bravo y Eddy Lara Brito (ambos blogueros también) en Agosto de 2010. Llegamos primero a Riga y luego continuamos hasta San Petersburgo por avión, para llegar eventualmente hasta Pekín en tren.

¿Porqué elegiste ese destino, qué te llevó allí?

En muchas ocasiones había escuchado sobre el Transiberiano pero siendo sincero nunca lo había planificado o tenía en mente el hacerlo. Un buen día este grupo de amigos propusieron hacer un viaje distinto para el verano y uno de ellos propuso la idea de hacer el Transiberiano. Al principio lo daba por imposible, pero poco a poco fuimos investigando y casi sin darnos cuenta ya teníamos billetes comprados, visas gestionadas y un poco de angustia acumulada por lo que se nos venía encima 🙂

Halconviajes San Petesburgo

Vistas de San Petesburgo

El viaje comenzó meses antes desde que lo empezamos a planificar e irónicamente diría que un 70% del viaje no salió como pensábamos, lo que me enseñó que hacer un viaje tan extenso y con tantas variables la planificación no lo es todo y el azar es un elemento que bien puede decidir el destino final.

¿Cuál fue la mejor experiencia de todo tu viaje, una anécdota que destacarías o algo nuevo que aprendiste con él?

Halconviajes.com China

Comida china

Anécdotas hay muchísimas, sobre todo las graciosas como por ejemplo el tema de los lavabos en Pekín, nos sorprendió descubrir que no utilizan WC sino otro tipo de pieza sanitaria, también de porcelana, pero que básicamente es un agujero en el suelo y que en muchos lavabos públicos los cubículos sencillamente no tenían puertas así que la privacidad se veía seriamente comprometida. Hasta otras anécdotas ya más serias, como la que nos sucedió en Mongolia, donde por un malentendido en un local nocturno hubo momentos en los que temimos por nuestra seguridad.

Como experiencia global del viaje destacaría el comprender que a pesar de las diferencias culturales y la barrera del idioma, somos más parecidos de lo que pensamos, y que tenemos mucho que aprender sobre otras culturas. Me di cuenta de lo desconfiados que somos en la cultura occidental, en Mongolia por ejemplo, gente casi sin conocernos ya nos invitaba a entrar a su casa para invitarnos a una merienda, curiosos de conocer gente del otro lado del mundo.

¿El mejor aprendizaje? Una sonrisa es la mejor forma de comunicarte con alguien, incluso si habla tu mismo idioma, y que si existe disposición para que haya comunicación, de seguro la habrá.

Halconviajes.com Siberia

Lago Baikal, Siberia

Recomiéndanos un lugar concreto, una comida y el mejor momento del día en el lugar.

Siendo arquitecto había demasiados sitios y edificios que podría nombrar, pero hubo un par de lugares en este viaje que caen en la categoría de iconos mundiales y difíciles de olvidar que son la Plaza Roja de Moscú y la Muralla China en Pekín.

Mi recomendación culinaria tendría que ser la China, que tiene muy poco que ver con la que conocemos en España, mis platos favoritos fueron los dumplings rellenos de berenjenas o setas y pinchos a la brasa, que pueden ser de maíz, vegetales, carne y hasta cosas más exóticas como patas de pollo o cabezas de escorpión, pero con estas últimas no me atreví. 🙂

¿El mejor momento del día? La satisfacción de haber terminado un recorrido de 10 kilómetros de un tramo muy poco concurrido de la Muralla China, en verano y con temperaturas por encima de los 30º, con la recompensa de disfrutar de este lugar tan lejano y exótico sin prisas y sin aglomeraciones de turistas. ¡Un momento inolvidable!

China Halconviajes.com

Muralla China