Jaled Ibarra: «Los mejores trabajos han nacido de mi imaginación, sin directrices»

Fotógrafo, escritor, viajero, amante de la naturaleza, documentalista y al fin y al cabo, buscador y captador de historias apasionantes sobre nuestro planeta, especialmente con el ser humano como protagonista.  Jaled Ibarra nos habla de sus viajes, sus grandes experiencias tras la cámara y parte de lo que le han enseñado tantos años de viajes.
Halconviajes.com Jaled Ibarra

Costa de Ubiarco, para National Geographic

Has visto mucho mundo, ¿los viajes de los que más has aprendido coinciden con tus mejores trabajos?

No siempre es así pero en la mayoría de los viajes hay una armonía entre las vivencias y el trabajo. Mi profesión nace de mis inquietudes desde muy joven. No puedo separar mi vida laboral de la personal así que cuanto más aprendo más disfruto y mejores resultados tengo.

¿De cuál de ellos te sientes especialmente orgulloso?

Por supuesto de los que han nacido en mi imaginación sin directrices ni limitaciones ajenas. La creatividad personal es una fuente que brota sin límites. Tengo especial cariño de una fotografía aérea de la costa de Cantabria que abrió a doble página un artículo de National Geographic. Y no puedo olvidar el largo trabajo con el profesor de derecho civil de la Universidad de Córdoba Antonio Manuel Rodríguez Ramos, para crear el libro “Moriscos Andalusíes, del destierro a la concordia”. Por otro lado, esta semana ha salido a la luz mi nuevo libro fotográfico, “Inspiración, mujeres frente a la cámara” sobre la mujer en África, España y Latinoamérica que resume en bellas imágenes en blanco y negro una parte sustancial de mi trayectoria.

También he comenzado a hacer pequeños vídeos de cosas que veo en mis viajes, aspectos siempre positivos de la cultura, la naturaleza, la vida…  Los estoy reuniendo en el canal de youtube El Mundo de Jaled.

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=i0BuabbCIzg[/youtube]

Los derechos humanos y las historias de los que viven allá donde viajas son quizás lo que cobra un sentido más importante para ti. ¿Concebirías tu profesión sólo como captador de paisajes?    

Los paisajes y los espacios naturales me fascinan y son parte de mi trabajo pero es verdad que no los concibo sin vida y por supuesto sin vida humana. Me interesan cada vez más las personas. Un ejemplo claro son mis sentimientos por los desiertos, me encantan, pero no siento lo mismo por un paisaje de arena inerte. El Sahara, con sus habitantes, es el desierto de mis desiertos.

 Con tu cámara has mostrado situaciones, personas y lugares únicos. ¿Podrías describirnos la historia de un par de fotos en pocas palabras?

Aprovechando que tengo fresca mi memoria con el libro “Inspiración, Mujeres frente a la cámara” voy a contar una historia que me llamó mucho la atención. Me encontraba en el centro del Cairo en una habitación de un viejo hotel. Abajo un café con terraza y numerosos jóvenes estudiantes disfrutando de la frescura de la noche. Justo debajo de mi ventana tres amigas con sus libros de la universidad jugaban a las cartas entre risas fumando una pipa de agua y atendidas por un camarero. En ese momento se rompía frente a mis narices todo estereotipo relacionado con el velo islámico y la sumisión de la mujer en el mundo árabe.

Halconviajes.com Jaled Ibarra El Cairo

3 estudiantes en El Cairo

La segunda historia es al otro lado del océano atlántico en Cali, Colombia. Me pidieron que hiciese una sesión fotográfica a una mujer que mil veces había sido sentenciada por los médicos. Nunca podría quedarse embarazada.

Halconviajes.com Jaled Ibarra Cali

Mujer embaraza en Cali.

Hoy tiene un niño precioso y todos los que estuvimos con ella no pudimos contener las lágrimas de emoción al ver a esa mujer tan feliz con su tripa.

En mi página web cada semana cuento una pequeña reflexión, historia, etcétera acerca de una de mis fotos o vídeos.  Invito a todos y todas a visitarla.

Después de tanto viajar y hacer de los periplos tu profesión, cuando quieres descansar, ¿hacia dónde te pide el cuerpo viajar?

Me apetece mucho España. Es mi hogar. Viajar sin prisas y a la aventura a lo largo y ancho de la Península Ibérica. Algo que valoro cada vez más es lo maravilloso que es nuestro país. Los paisajes, la historia, la cultura o sus gentes son únicos. Me fascina comer y como aquí no se come en ningún lado.