Equipaje de mano en vuelos. ¡Evita problemas!

Conoce tus derechos y tus obligaciones como pasajero y cliente de una compañía aérea

equipajeEn este blog ya hemos hablado en alguna ocasión sobre el equipaje y hemos visto algunos trucos y consejos que pueden facilitar y agilizar nuestro paso por el aeropuerto para empezar (o terminar) bien unas vacaciones.

En esta ocasión le toca al equipaje de mano. Cualquiera que coja con cierta regularidad vuelos se ha encontrado escenas habituales que no son precisamente agradables, especialmente en las compañías Low Cost. El equipaje de mano excede las medidas reglamentarias, excede el peso permitido y es necesario facturarlo con el consiguiente enfado del pasajero, trato diferente a diferentes pasajeros, alguien que se cuela con el bolso, además de otro bulto de mano y el siguiente que hace lo mismo es requerido.

Para evitar estos problemas, como clientes de una compañía, es recomendable conocer tanto nuestros derechos como nuestras obligaciones como pasajeros.

Como en todo, el sentido común es lo más importante. Si quieres evitar problemas en la cola de embarque debido al equipaje de mano, lo mejor que puedes hacer es conocer las normas de la compañía y cumplirla para poder reclamar en caso de que te planteen algún problema. Esto surge especialmente en las compañías Low Cost porque suelen ser menos permisivas, ya que la mayoría de sus pasajeros no facturan el equipaje y prefieren llevarlo en la cabina. El resto de compañías aéreas plantean menos problemas en este sentido al cliente, no tanto con las dimensiones de un solo bulto, si no con el número de bultos que sube cada pasajero a la cabina.

Recuerda que en el equipaje de mano prohíbe expresamente por medidas adoptadas por la Unión Europea el transporte de líquidos (a partir de 100 ml por recipiente), pero puedes adquirirlas en las tiendas de los aeropuertos, una vez pasado el control.

En caso de encontrarte algún problema en la cola de embarque con tu equipaje de mano debido a las dimensiones siempre puedes optar por ponerte alguna prenda o deshacerte de algo que ocupe espacio y no sea de mucho valor.

A pesar de que hay normas comunes para todas las compañías, hay un campo legal que regula cada una de ellas, por lo que muchas normativas dependen de la compañía con la que viajes y también del lugar donde te encuentres. Es posible que halles pequeñas diferencias en la práctica volando con la compañía en tu viaje de ida y de vuelta, porque las empresas que gestionen el aeropuerto sean distintas.

C. González