Etiopía, cita obligada antes de hacerse viejo

Etiopía es uno de esos lugares a los que hay que viajar antes de hacerse viejo. No es el típico destino turístico, el clásico sitio al que uno va a descansar y ver las puestas de sol desde la playa. Y ahí, quizás, radica su enorme belleza.

Para viajar lo primero que uno tiene que hacer es hacerse una buena ruta de viaje, pues son numerosos los paisajes espectaculares que disfrutar en Etiopía, así como lugares de culto que, ni por asomo, pensarías que te podrías encontrar allí.

Un aspecto a tener muy en cuenta a la hora de viajar a Etiopía es su altura. Es un país que se encuentra situado en una meseta y su capital, Addis Abeba se encuentra a 2.500 metros sobre el nivel del mar, por lo que no es lugar recomendado para personas que sufran algún tipo de cardiopatía.

Qué ver en Etiopía

1.- Addis Abeba

Etiopía Addis Abeba

La capital del país. Una ciudad que ha cambiado mucho en los últimos años y que, hoy por hoy, según el ministerio de Exteriores de España está considerada como una “zona segura”, salvo por pequeños hurtos.

Lo más destacado de la ciudad es el Museo Nacional de Etiopía, en el que el visitante podrá encontrar los restos fósiles de los primeros homínidos, así como otros hallazgos arqueológicos. También es digna de visitar la Catedral de la Santísima Trinidad, ortodoxa, y la de mayor tamaño de Etiopía.

2.- Lalibela

Etiopía Lalibela

Y es que para ver iglesias en Etiopía uno no puede mantenerse en la superficie, sino que se tiene que ir a las profundidades de la tierra. Con un terreno tan abrupto y montañoso no es de extrañar que construyeran 11 templos subterráneos que aún hoy se pueden visitar.

Es el conjunto de Lalibela, al norte del país, y su historia viene de muy atrás. Esta dice que, debido a que los musulmanes habían conquistado la Tierra Santa, los etíopes decidieron crear una “nueva Jerusalén”. Y así nació la ciudad de Lalibela, que hoy cuenta con unos 15.000 habitantes.

El conjunto de iglesias talladas directamente en la roca están declaradas como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y se calcula que fueron construidas allá por el año 1200 durante el reinado de Gebra Maskal Lalibela.

3.-  El castillo de Fasilides

Etiopía El castillo de Fasilides

Este castillo forma parte de un conjunto arquitectónico de lo más particular, pues mezcla diversas culturas y artes para crear su propia personalidad. El conjunto entero lo encontrarás por el nombre de “Ciudadela de Fasil Ghebi”.

La particularidad de su belleza radica en la mezcolanza de estilos de arquitectura, ya que se basa tanto en la influencia árabe, el barroco europeo y técnicas utilizadas para construir en la India.

4.- Valle bajo del Omo

Etiopía Valle del Omo

En el Valle del Omo viven actualmente unas 200.000 personas de diversas tribus indígenas etíopes. Sin embargo, cuatro millones de años atrás, los primeros homínidos se asentaron en este lugar a la orilla del Río Omo.

Es por ello que este lugar sea uno de los yacimientos paleontológicos más importantes de toda África. En él se han encontrado los restos de humanos de hace 195.000 años, por lo que es una pieza clave en el eslabón de la evolución.

En esta zona podrás adentrarte en las tribus más clásicas de África, como los Mursi, Hammer, Surma o los Karo. Seguro que tu guía local, que te recomendamos contratar, sabrá explicarte el porqué de su aspecto.

5.- Volcán Erta Ale

Etiopía Volcán Erta Ale

El volcán que nunca descansa. Lleva en continua erupción desde 1967, por lo que puede decirse que es uno de los puntos por donde la Tierra se comunica de manera permanente con sus habitantes.

Se encuentra al sur de Etiopía y, aunque llegar hasta él sea complicado, merece la pena pues, sus dos cráteres contienen dos lagunas de lava en continua incandescencia.  Eso sí, para que te hagas una idea de lo remoto del lugar, las erupciones se localizan mediante satélite, ya que, habitualmente, no hay testigos que vean el momento de la erupción.